“Vamos para mi casa, tengo un regalo especial”, así quisieron robar a un nene

Justicia 13 de septiembre de 2022 Por InformateSalta
intento de secuestro nene
Lugar dónde intentaron secuestrar a un nene

En un caso sin precedentes en Salta, la Sala I del Tribunal de Juicio condenó a Ricardo Nicolás Ramos, de 31 años, a la pena de tres años y cuatro meses de prisión efectiva por el delito de sustracción de menores, en grado de tentativa.

La condena llamó la atención, pues refleja un temor que tiene toda familia, en especial los padres, pues afecta a los hijos menores. Por ello, el asunto cobró cierto interés respecto a los detalles del caso, el cual tuvo trascendencia en junio pasado, cuando la noticia del intento de secuestro de un niño causó conmoción.

InformateSalta, al indagar sobre la condena, pudo conocer que el acusado y condenado se trata de un ex convicto con un amplio prontuario, pues la condena recibida, en realidad, es la cuarta que se le aplica por distintos delitos cometidos.

Anteriormente, la Sala VI, VII y el juzgado de Garantías 4 ya lo habían condenado por otros delitos menores, razón por la cual siempre logró salir rápidamente de la prisión, aunque, ahora deberá pasar un buen tiempo tras las rejas, en el penal de Villa Las Rosas.

De acuerdo a lo contenido en el fallo, el 17 de junio pasado, Ramos, un peluquero residente en calle Corrientes al 600, se presentó en la casa ubicada en calle Joaquín Castellanos al 200, en el barrio Hernando de Lerma, donde la familia había llevado adelante un evento de recolección de fondos.

Ramos esperó a que la mayoría de los invitados se fueran para entrar en acción, pues la madre del menor al que intentó llevarse, contó que estaba ya limpiando el lugar, cuando su hijo, de 5 años, le pidió y vaso de gaseosa y salió a la vereda.

A los pocos minutos, en tanto, el menor regresó asustado y a los gritos. “Mamá, los chicos me quieren llevar”, repetía el nene. Ante ello, su madre le preguntó de inmediato: “¿quién te quiere llevar?”, tras lo cual ambos salieron a la vereda para ver por qué su hijo estaba asustado.

Intento de fuga

Al hacerlo, el pequeño no dudó y apuntó a Ramos, quien estaba parado, con una campera verde en sus manos. “Ese”, dijo al chico, a lo que el sujeto, ensayó una excusa ridícula, pues no sabía que la mujer que lo acompañaba era nada menos que su madre.

“¿Cómo me lo voy a querer llevar si es mi hermanito?”, insistió en afirmar Ramos, quien cambió el rostro, cuando vio salir de la casa otros familiares, quienes comenzaron a caminar en su dirección, lo que activó su fuga del lugar por calle Lerma en dirección al sur.

Mientras los parientes lo perseguían, la madre alertó al 911 y así, de pronto, varios móviles salieron a la casa del secuestrador de niños, el que fue alcanzado por una patrulla de la División Motorizada en la esquina de calle Lerma y avenida Independencia.

Al emitir su fallo, en el marco de un juicio abreviado, la jueza Victoria Montoya dejó en claro que el sujeto tuvo una acción deliberada, pues al intentar raptar al niño, le dijo: “vamos, vamos para mi casa, tengo un regalo especial para vos”.

Con esta falsa promesa, Ramos tomó de la mano al niño e intentó llevárselo, pero el menor, a su corta edad, opuso una tenaz resistencia hasta soltarse y entrar a su casa, pidiéndole ayuda a su madre, la que al salir se da con el acusado ya en estado de nervios.

Para completar el trámite, la jueza interrogó a Ramos sobre el acuerdo arribado entre su defensa y la fiscalía, circunstancias en que confesó el delito imputado y prestó conformidad a la pena impuesta, la primera dictada por un delito que no deja de generar temor.

 

 

 

 

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar