Argentina no contará con las vacunas bivalentes contra el COVID hasta el 2023

Coronavirus 19 de septiembre de 2022
covid 2

A pesar del clima de euforia mundial que se esfuerza por decretar que la pandemia ha terminado -así lo han expresado recientemente el titular de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y el propio presidente de los Estados Unidos, Joe Biden- aún quedan algunos ajustes pendientes para que esto ocurra, y las vacunas bivalentes parecen ser un verdadero atajo innovador, no sólo desde el aspecto científico, sino también desde la eficacia para frenar la transmisión y reducir la circulación del SARS-CoV-2, y actuar sobre los grandes bolsones poblacionales que aún tienen los esquemas incompletos.

El único escudo protector y seguro contra la resiliencia que ha evidenciado el virus SARS-CoV-2 que sigue resignificándose entre los seres humanos, a través de nuevas variantes, y aprendió de sutilezas -a través de los sublinajes- siguen siendo las vacunas contra el COVID; en especial, las ahora llamadas bivalentes o de segunda generación que proponen atacar al virus por dos costados -dos variantes en simultáneo- y combatir con más determinación, la capacidad que aún hoy exhibe el nuevo coronavirus de evadir la respuesta inmune que ofrecen las inmunizaciones de primera generación.

Las vacunas bivalentes son desarrolladas (las dos que hoy ofrece el mercado pharma son producidas por los laboratorios Pfizer y Moderna) para que el cuerpo aprenda a combatir dos tipos de antígenos a la vez , en una sola inyección (one shot), y apuntan - por ahora- a la variante ancestral del COVID, la llamada Wuhan, y la actualmente dominante en todo el mundo, la Ómicron y sus sublinajes. Las vacunas bivalentes tienen en su matriz genética dos cepas distintas.

covid 1

Ya existen otras inmunizaciones que se aplican en la actualidad bajo esta metodología de “doble ataque”, y el ejemplo más cercano son las vacunas antigripales; que incluso agrupan más variantes, y se presentan como trivalentes, pentavalentes y más.

¿Cuándo estarán disponibles en la Argentina?

Según pudo saber Infobae, el Ministerio de Salud de la Nación mantiene un diálogo sostenido y fructífero con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre el acceso a las vacunas bivalentes por parte de la autoridad sanitaria nacional. Pero aún no hay conversaciones concretas sobre en qué fechas llegarán los primeros lotes a la Argentina.

Las nuevas vacunas antes de pisar suelo argentino deberán pasar por todos los pasos de reglamentación y aprobación de los organismos competentes y profesionalizados en materia de inmunizaciones como el Consejo Federal de Salud (CoFeSa, que reúne a todos los ministros de Salud del país), la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNain), y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), por lo que todo hace inferir que recién podrán estar disponibles en el 2023.

Este mecanismo de aprobaciones y reglamentaciones que deberán seguir las vacunas bivalentes incluye el análisis de los expertos en la CoNain, la presentación de los laboratorios productores - Pfizer y Moderna- en la ANMAT para su posterior autorización y, finalmente el tratamiento en el CoFeSa para acordar la estrategia de aplicación y distribución en toda la República Argentina.

Según pudo averiguar Infobae, aún si el primer cargamento de las vacunas bivalentes llegaran en noviembre o diciembre de este año, habría que esperar hasta comienzos del año próximo para poder cumplir con todos los requisitos de autorización e instrumentación correspondientes antes de iniciar la aplicación de las nuevas fórmulas en el país.

covid

Consultada por Infobae, Ángela Gentile, médica infectóloga y jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, explicó, “las vacunas bivalentes presentan una gran ventaja frente a las vacunas actuales, ya que éstas fueron hechas a partir de la cepa original de Wuhan. Pero tras dos años de pandemia, el virus evolucionó y empezaron a circular otras variantes del SARS-CoV-2 que escapan a la respuesta inmune”.

Gentile, quien además es miembro de Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (CoNaSeVa), destacó que las dosis actuales siguen siendo buenas para prevenir la enfermedad grave y la hospitalización, sin embargo, “las vacunas bivalantes van a permitir actuar en la transmisibilidad: al ser bivariantes van a brindar más eficacia para frenar la transmisión, entonces, al reducir la circulación del SARS-CoV-2, también van a beneficiarse aquellos que tengan los esquemas incompletos”.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar