“Somos amigos, seguí durmiendo”, le dijeron a un nene mientras tenían atado a su padre y robaban por la casa

Nacional 20 de septiembre de 2022
amigos

"Somos amigos, seguí durmiendo". Esa frase utilizó un grupo de delincuentes para seguir robando en una casa de La Plata. Se la dijeron a un nene que estaba acostado y se despertó cuando los ladrones ingresaron a su habitación, mientras su padre estaba atado y había recibido una brutal golpiza.

El dramático episodio ocurrió este lunes por la madrugada en una vivienda ubicada en 33 entre 8 y 9, en barrio Norte de la ciudad de La Plata.

Pasadas las 2.30, tres ladrones encapuchados ingresaron por el patio del fondo de la propiedad luego de escalar un muro desde una casa contigua. Y aprovecharon que la puerta trasera estaba sin llave.

El dueño de la casa, un hombre de 44 años, estaba durmiendo cuando recibió un fuerte golpe en el rostro por parte de uno de los delincuentes. En cuestión de segundos, le pegaron otros dos culatazos. Uno le partió el labio y otro le provocó un corte en un pómulo.

Mientras la víctima trataba de reaccionar, los asaltantes le exigían una importante suma de dólares. "Tenemos el dato", lo amenazaban. "No vinimos de tan lejos a perder el tiempo, decinos dónde tenés la plata, nos dieron información precisa de que la tenés", insistieron.

Para amedrentar aún más a la víctima, lo ataron con un precinto. Comenzaron a revolver la casa y a romper los muebles. "Les di unos pesos que tenía guardados, pero no se conformaron", explicó luego la víctima en diálogo con El Día.

En medio de la requisa, los ladrones ingresaron a una habitación y se encontraron con un nene que estaba durmiendo. "Se despertó y ellos le explicaron que eran mis amigos. Entonces, le pidieron que continuara durmiendo. El nene confió en ellos y terminó haciendo lo que le pidieron", relató.

El hombre precisó que la banda tenía experiencia. "Uno se me acercó y me dijo que eran profesionales, y que me pegaron para que entendiera a lo que venían. Y que jamás le hubieran hecho algo a mi nene", señaló.

En relación al accionar de los delincuentes, agregó que "mantenían una comunicación con un tipo que aparentemente estaba en la puerta".

Sobre esa charla con los ladrones, agregó: "Después me dijeron que me iban a dejar un cuchillo cerca para que me pudiera liberar una vez que se vayan". Finalmente, sólo escaparon con dinero en efectivo. Una vez liberado, la víctima dio aviso al 911 y luego fue atendido por personal del SAME que le curó las heridas.

"Se equivocaron de casa o entraron a la mía y, por el aspecto del frente, creyeron que podrían encontrar mucha plata. Pero descarto que alguien me haya vendido como me dijeron", concluyó el hombre.

Otra violenta entradera

En la madrugada del 12 de septiembre, una funcionaria municipal de La Plata fue asaltada por tres ladrones que entraron a su casa del barrio Don Carlos y escaparon luego de que la víctima lograra esconderse en el baño y pedir ayuda por teléfono.

La víctima del robo fue identificada por los voceros como la secretaria de Planeamiento municipal de La Plata, María Botta (50), quien se despertó al escuchar ruidos en su vivienda ubicada sobre la calle 137.

Según las fuentes, cuando la funcionaria llegó al comedor vio que tres hombres trataban de abrir la puerta balcón de vidrio que comunica con el parque de la propiedad, por lo que se encerró en el baño de la planta baja y logró llamar a un vecino para pedirle ayuda.

El hombre alertó a la policía y activó la alarma vecinal, por lo que una patrulla se dirigió a la zona.

Al escuchar el sonido de la alarma, los ladrones apuraron su cometido y, tras permanecer 20 minutos en la casa, escaparon con 20 mil pesos, una consola de videojuegos y la cartera de la funcionaria.

Cuando llegó la policía, los ladrones ya se habían fugado por los fondos de la vivienda. /Clarín

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar