Merecido reconocimiento a una docente salteña que fue asesinada por impedir una violación

Sociedad 06 de octubre de 2022
evelia murillo

Ayer, en una nueva sesión del Concejo Deliberante de la ciudad de Salta, se aprobó un proyecto de resolución que otorgó un reconocimiento post mortem a una docente rural, asesinada en la noche del 3 de octubre de 2014.

Se trata de Carmen Evelia Murillo, quien perdió su vida cuando quiso impedir que José Tomas “Maco” Cortés abusara de una joven wichí de 18 años, que llegó pidiendo auxilio a la escuela albergue del paraje El Bobadal, ubicado a 60 kilómetros al este de la ciudad de Tartagal, en el norte Salta. 

Lo que sucedió fue que cuando los diez estudiantes y Evelia se preparaban para dormir en la institución, llegó la joven en compañía de su sobrina, y alertó a la maestra de que Cortés había intentado abusar de ella. 

el bobadal tartagal

Fue ahí cuando el hombre, que estaba ebrio, llegó a la escuela y la docente lo echó del establecimiento. A pesar de esto, regresó con una escopeta y le disparó en el pecho a Evelia y cayó al suelo sin vida. No suficiente, el malviviente amenazó a los niños y niñas, quienes huyeron en medio de la noche por el monte salteño. 

Una de las alumnas corrió en búsqueda de señal telefónica para dar aviso de lo sucedido, dado que en la mayoría de los parajes del departamento San Martín no hay señal de telefonía hasta el día de hoy. 

El femicidio de la maestra se produjo de manera contemporánea a dos hechos puntuales que se vivían en la provincia vinculados a la violencia de género, por lo que lo sucedido con la maestra no pasó desapercibido y muchas personas marcharon pidiendo justicia por el centro salteño en diversas oportunidades. 

Recién el 7 de abril de 2016, la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal, condenó a cadena perpetua a José Tomas “Maco” Cortés, por el femicidio de Evelia Murillo. Los jueces Ricardo Martoccia y Osvaldo Chehda y la jueza Asusena Vásquez, lo condenaron por homicidio calificado por violencia de género, aunque la defensa de “Maco” pedía que fuera considerado homicidio simple. Además, debió pagar 300 mil pesos a la hija de la víctima, Sofía Murillo.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar