Narcopolicías en Aguaray: quiénes son los efectivos detenidos con 420 kilos de cocaína

11/07/2024
WhatsApp Image 2024-07-10 at 3.09.50 PM

Se trataría del oficial Brazo y el agente Palacios. Un tercer efectivo, en tanto, se dio a la fuga a los tiros. La droga sería de origen peruana, la misma que se incautó en una ambulancia que salió de Orán y fue detenida en Santiago del Estero.

 Otro duro golpe sufrió el narcotráfico y, para desgracia de los salteños, también la policía provincial, pues los delincuentes que cayeron por el transporte de la droga fueron nada menos que tres policías de la División Infantería, quienes llevaban la cocaína dentro del 1843 con total impunidad.

El procedimiento, del cual este medio pudo obtener mayores datos, se registró a las 07.20 de ayer en la ruta 34, a la altura del kilómetro 1446, en el puesto de control de la localidad de Aguaray, perteneciente al Escuadrón 54 de Gendarmería Nacional.

El vehículo oficial de la Policía de Salta, con la leyenda “Polsal”, transportaba a tres policías uniformados, con el atuendo negro de Infantería. La camioneta, con la caja cubierta, cargaba ocho cajas, en cuyo interior iban 400 paquetes amarillos a la vista.

Los policías daban por seguro que pasarían sin inconveniente el puesto, pero no fue así, ya que, esta vez, los gendarmes no se mostraron tan amigables e hicieron más preguntas de lo normal, en especial sobre el destino, pues circulaba de norte a sur.

La situación se tornó tensa y los policías nerviosos, lo que incrementó las sospechas de que había algo raro. Mientras dos de los policías hablaban con los gendarmes, siendo los mismos identificados extraoficialmente como el oficial Bravo y el agente Palacios, el tercer policía se mantuvo en la cabina del móvil.

narcopolicias2

Cuando abrieron la puerta trasera, las cajas con la droga quedaron a la vista, lo que complicó todo. En ese instante, el tercer uniformado saltó de la cabina y, con el arma en mano, se dio a la fuga a los tiros, para evitar que sus camaradas de verde lo siguieran.

Sin dudas, se trata del policía con mayor responsabilidad en la cadena criminal, la que recién comienza a conocerse. Obviamente, los tiros no asustaron al personal de Gendarmería, el que salió en búsqueda del polinarco. Otro grupo, en tanto, se encargó del traslado del móvil policial y los detenidos a la base, donde se pudo establecer que la carga ascendía a los 400 kilos de cocaína. 

Los paquetes, de color amarillo, indicaría que su origen es peruano, algo que ya no es una sorpresa en el norte provincial. Al respecto, basta con recordar los 134 kilos de la misma droga y color, que salió de Orán en una ambulancia de un servicio privado, la que fue detenida luego en Santiago del Estero, en abril pasado.

narcopolicias

Un dato que llamó la atención del caso, y que trascendió a último momento, indica que los gendarmes habrían sido advertidos por una fuente anónima, al parecer de la misma policía, sobre el traslado que los tres oficiales de Infantería estaban llevando adelante, o sea, se trató de una “batida” interna. Incluso se ligó a los tres narcopolicías con un alto jefe de policía que fue relevado hace unas semanas.

Lo más visto

Recibí en tu mail los títulos de cada día