Se analizó el manejo de cuencas para evitar inundaciones en la ciudad

Sociedad 06 de enero de 2016
Un grupo de Ingenieros Agrónomos junto al Gerente General de Aguas del Norte y el presidente del Concejo Deliberante, se reunieron para analizar un proyecto.
1

Un grupo de Ingenieros Agrónomos junto al gerente general de Aguas del Norte, Normando Fleming, se reunieron ayer con el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Villada, para hacerle conocer un proyecto que permite evitar inundaciones en la ciudad mediante el manejo de cuencas.

Durante el encuentro los profesionales explicaron que los afluentes del río Bermejo (Mojotoro) y Juramento (Arias y Arenales) constituyen las dos grandes cuencas que afectan a la Capital, asegurando que el trabajo en la parte alta de esos ríos permitirá evitar las inundaciones que padece la ciudad en la época estival.

Villada adelantó el interés de avanzar en un plan que permita realizar el manejo de cuencas, afirmando: “tenemos diversas herramientas de planificación en la ciudad pero nos faltan las que permiten generar el escurrimiento de aguas y que den solución a tantas familias que se ven afectadas”. Se acordó finalmente la próxima entrega de un proyecto que detalle el procedimiento propuesto y los resultados a corto y largo plazo.

Los ingenieros Hugo Arzelán, Marcelo Arzelán, Ramón Uzinaga y Sebastían Ruiz Moreno detallaron a Villada y el concejal Ignacio González (SNU) el trabajo que vienen realizando junto a Aguas del Norte y municipios en algunas zonas de la provincia. Así como el desarrollado en países como Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay. Junto a imágenes en power point explicaron de qué manera el manejo de cuencas es mucho más económico y efectivo que la realización de grandes obras civiles. Se trata de una forma sustentable de encauzar los ríos mediante represas, logrando que en lugar de perjudicar genere beneficios, haciendo captación de agua para uso humano.

Marcelo Arzelán sostuvo que las 10 mil hectáreas que constituyen la ciudad de Salta se ven afectadas y reciben el aporte de agua de otras 100 mil que están a su alrededor. Mediante estudios hidrológicos e hidráulicos puede conocerse cuánto escurre en cada punto de la ciudad y a partir de allí establecer el tratamiento que debe dársele. El manejo de cuencas permitirá controlar el agua antes de que llegue a la ciudad y que lo que ingrese tenga uso: “en la zona pueden manejarse 7 millones de metros cúbicos aprovechables para la gente” afirmó Arzelán.
Detallaron que el objetivo principal es “trabajar sobre las causas y no las consecuencias del problema, proyectar y sistematizar las tierras a fin de minimizar procesos erosivos”.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar