Fiscales piden que las provincias tomen la lucha antidrogas

Justicia 01 de mayo de 2016
Los procuradores generales de todas las provincias proponen un cambio del paradigma de persecución penal de las drogas y piden que como en Salta, se desfederalice la lucha contra las drogas. Creen que mantener el sistema actual garantiza la impunidad del narcomenudeo.

Tras un encuentro en el que se analizó el problema del narcotráfico en la Argentina, los jefes de los fiscales de los sistemas judiciales provinciales llegaron a una conclusión: el actual sistema, en cabeza de la justicia federal, "conduce a la impunidad del narcomenudeo". En consecuencia, piden a los gobernadores que se adhieran a la ley 26.052, que saca del fuero federal la lucha contra el comercio de estupefacientes.

Esa norma fue aprobada en el Congreso en 2005, a pedido de Buenos Aires, y desde entonces muy pocas provincias aceptaron hacerse cargo de las investigaciones sobre puestos de venta de drogas. Además de Buenos Aires, sólo Salta, Córdoba y Entre Ríos impulsaron a sus tribunales a tomar las causas de microtráfico.

El contraste entre el escenario ideal y el real

"La solución de este problema demanda una reacción urgente", se afirmó en el documento firmado por los consejos federales de procuradores.

En su advertencia sobre la necesidad de contar con más herramientas legales para frenar el avance narco, los procuradores y fiscales provinciales afirmaron: "La actual gestión judicial de los delitos de tráfico de drogas en el ámbito federal conduce a la impunidad del llamado narcomenudeo o microtráfico, que es el vínculo de las organizaciones dedicadas al narcotráfico con la comunidad, ya que la justicia federal se ha visto imposibilitada de abordar esta clase de delitos".

Uno de los problemas centrales en las investigaciones sobre drogas pasa por la importancia que se asigna a cada eslabón de la cadena narco. Hasta hace muy poco tiempo los juzgados federales dieron prioridad a la caza de zonas de acopio, de redes de transporte y de organizaciones de traslado de droga al exterior. Incluso el discurso público expuso a los vendedores minoristas como simples "perejiles" cuya persecución penal sólo provocaba el desborde de la actividad de los juzgados. Sin embargo, a fuerza de violencia en la lucha territorial por los puntos de expendio, el narcomenudeo mostró su extrema peligrosidad.

En la declaración de los representantes de los Ministerios Públicos Fiscales se considera "exitosa" la experiencia de las provincias que se adhirieron a la ley nacional de desfederalización de la lucha contra el microtráfico. La realidad, en ese sentido, muestra contrastes y problemas de todo tipo.

Promovieron adoptar decisiones similares en el resto de los distritos para conseguir "una eficaz política de persecución penal que se traduciría en una similar presión en todo el territorio nacional contra este fenómeno criminal".

Entre las críticas a la desfederalización de la lucha contra las drogas aparece siempre el ejemplo de policías provinciales penetradas por los narcos, con importantes jefes detenidos, como ocurrió en Córdoba, Santa Fe, Formosa y en San Juan.

Más allá de la posición de los fiscales provinciales, el Gobierno también busca mayor resolución en causas de narcotráfico.

Fuente: El Acople informativo

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar