Sebastián Casanello: "No conozco a Cristina Kirchner, nunca hablé con ella ni por teléfono ni por Skype"

Nacional 22 de mayo de 2016
El juez federal que investiga el caso de la "ruta del dinero K" tomó distancia del gobierno anterior y negó haber acelerado el proceso por el cambio de administración.
casa nello

Sebastián Casanello se ha convertido en uno de los protagonistas del año, a partir de lo que muchos dirigentes y analistas opositores consideran una avanzada judicial contra ex funcionarios kirchneristas.

La labor de este juez federal, antes cuestionada por la lentitud de la investigación -al punto de que el periodista Jorge Lanata lo bautizó con el apodo de "tortuga"-, ahora muestra una celeridad que resulta llamativa, porque desde hace años se sospecha de su afinidad con el ex gobierno nacional.

El magistrado aseguró en una entrevista con el diario La Nación que todas fueron y son especulaciones equivocadas: remarcó que siempre llevó el caso Báez con la misma intensidad y se despegó de la figura de la ex Presidente. "No la conozco y nunca me reuní con ella. Nunca hablé con ella ni por teléfono ni por Skype ni por ningún otro medio", aseguró.

El funcionario judicial también rechazó cualquier vinculación con el el movimiento nacional y popular: "No soy kirchnerista ni antikirchnerista. Desde los 19 años trabajo en el Poder Judicial. Nos está vedado ejercer actividades partidarias y en lo personal jamás tuve militancia ni vinculación con agrupaciones partidarias. Ni con La Cámpora ni con ninguna otra".

El apodo de "tortuga" le molesta y dice que no hay elementos que lo justifiquen: "Yo no tengo ninguna intención de polemizar con quien ha elegido esta forma de llamarme. Habría que ver elementos objetivos. Si uno busca los estudios sobre la demora en las causas de corrupción, el tiempo promedio de la instrucción es de siete años. A mí me llamaban tortuga a los pocos meses de haberse iniciado esta causa. Y es una causa que con tres años ya tiene varios procesamientos".

Para Casanello, si algo aceleró la causa fue la aparición de una imágenes que muestran a un grupo de personas (entre ellas Martín Báez) contando miles de dólares en la financiera SGI, La Rosadita: "No hubo ningún cambio de ritmo ni por el cambio de gobierno. El trabajo del tribunal fue muy intenso desde el día uno. Pero este año apareció una prueba fundamental que fueron los videos. Inmediatamente después de verlos llamé a indagatoria".

Consultado sobre la situación legal de Cristina Kirchner, el juez federal explicó que "hoy está imputada a partir de un requerimiento de instrucción del fiscal Marijuan" y lo que suceda "depende de la prueba que se vaya acumulando".

Finalmente, Casanello auguró que, a pesar de que los delitos de cuello blanco "son por lo general causas complejas", en este caso hay distintos hechos que en principio podrían ir siendo llevados a juicio de manera independiente: "Yo creo que la causa podría estar elevada antes de fin de año".


Fuente: Infobae

Te puede interesar