Salta tiene 2 parques solares en camino y otros 4 ofrecidos por grupos empresarios de Francia y Japón

Economía 05 de noviembre
Las plantas fotovoltaicas de Los Patos y Cafayate ya cuentan con las autorizaciones para empezar a instalarse en 2018. Otros tres proyectos de la Puna y uno de Animaná pujan por las adjudicaciones del Plan RenovAr que se definirán el 29.
fotovoltaica
no de los parques solares que abastecen el mercado argentino desde Calama, en el norte chileno. - Foto: El Tribuno

El Tribuno/ El atractivo del oeste salteño para proyectos de generación solar volvió a mostrarse en la segunda ronda del Plan de Energías Renovables (RenovAr), abierta el pasado 19 de octubre por el Gobierno nacional. En el concurso público, empresas de capitales europeos y asiáticos ofertaron la construcción de cuatro plantas fotovoltaicas en la Puna y los Valles Calchaquíes, con una potencia total de 380 megavatios (MW).

Los cuatro proyectos se suman a los dos que fueron adjudicados en la Provincia, durante la primera ronda convocada en septiembre de 2016, y que ya cuentan con las habilitaciones extendidas para comenzar a instalarse, en el primer cuatrimestre de 2018, en las cercanías de San Antonio de los Cobres y en Cafayate.

En la segunda ronda del Plan RenovAr, la francesa Neonen ofertó la construcción de dos plantas de generación fotovoltaica, de 100 MW cada una, en distintos sitios del departamento Los Andes.

Otra compañía gala, Akuo Energy, también presentó un proyecto de generación solar, de 100 MW, en la Puna salteña.

A su vez, Sullair, subsidiaria del grupo japonés Hitachi, ofreció la instalación de un parque fotovoltaico de 80 MW en Animaná, localidad de los Valles Calchaquíes, ubicada a pocos kilómetros de Cafayate.

En el nuevo llamado del Ministerio de Energía de la Nación se presentaron 228 proyectos de generación con tecnologías solar, eólica, de biomasa, biogás y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos. Se ofertaron, en total, 9.403 MW. Los proyectos ofertados superan en casi ocho veces al tope de 1.200 MW que puso el Gobierno nacional, como potencia máxima requerida, con las distintas fuentes de generación renovable. En solar, la cartera que conduce Juan José Aranguren requirió una potencia de 450 MW, a un precio promedio de 57,04 dólares el megavatio hora (MW/h), y recibió un total de 99 propuestas por 5.290 MW.

Para la región NOA, particularmente, se requirieron 200 MW y se presentaron proyectos por 2.783 MW (casi 11 veces más de lo requerido). Solo las cuatro plantas fotovoltaicas ofrecidas en Salta duplican el tope puesto en la segunda ronda licitatoria.

Las propuestas económicas se conocerán el 23 de noviembre. Fuentes consultadas por El Tribuno estimaron que rondarían en los 45 dólares, valor mucho más bajo que los 60 dólares con los que se adjudicaron los proyectos ganadores de la primera ronda. Con los precios de los componentes tecnológicos en baja, los proyectos de generación solar son cada vez más competitivos. El precio de los paneles fotovoltaicos (FV), por caso, se redujo en más de diez veces en las últimas tres décadas.

Las adjudicaciones de la segunda ronda del Plan RenovAr se darán a conocer el 29 de noviembre.

El enorme recurso solar, y las políticas de fomento a las energías renovables, colocan a Salta como uno de los principales destinos de inversiones en el rubro. La privilegiada posición de la provincia contrasta con el retroceso de las grandes áreas gasíferas del norte.

Enorme potencial

La Puna y Los Valles Calchaquíes aparecen entre las áreas más atractivas del país para la instalación de plantas solares. Ello se debe a las elevadas radiaciones (de hasta 1.500 watts por metro cuadrado), los óptimos niveles de heliofanía (hasta 340 días soleados por año) y las nuevas leyes que estimulan las inversiones con precios promocionados y beneficios impositivos.

Te puede interesar