Empleada de un “call center” denunció a un superior, obsesionado con sus pechos

Policiales 24 de noviembre
La joven, de 28 años, dijo que desde hace un año sufre los constantes embates de su jefe, quien, al parecer, está obsesionado con los senos de la empleada, algo que no sólo se lo habría dicho a ella sino a otros empleados.
call center atento

Cansada del acoso de neto corte sexual que un supuesto “supervisor” de piso lleva adelante en su perjuicio, una joven empleada decidió radicar la denuncia penal del caso, hecho que ya es un escándalo puertas adentro de una conocida empresa de “call center”, con sede en la calle Santa Fe al 600.

En la denuncia, según confirmaron empleados de esa firma, la mujer señaló algunos episodios en los que el acusado expuso directamente sus intenciones libidinosas, como así también otras expresiones que echó a rodar entre el resto del personal.



La mujer, quien reveló que se desempeña en la empresa desde el año 2012, aseguró que hasta el año pasado, cuando llegó un nuevo “supervisor” de piso, el ambiente laboral y la relación entre los empleados y los jefes era normal, amena y sin inconvenientes.

Con este nuevo jefe, sin embargo, todo cambió, pues al poco tiempo de tomar sus funciones, este sujeto comenzó a “hostigarla” verbalmente y físicamente. Al respecto, mencionó algunos episodios, en uno de los cuales, el acusado la saludó de una manera vulgar y obscena.

Dijo que siempre le decía: “Que linda que estás hoy” y resaltaba alguna de las prendas que vestía. En una ocasión, sin embargo, fue más allá y tras decirle que le quedaba lindo un pantalón blanco que llevaba, agregó. “¡Qué tetas!”.

En otra oportunidad, en tanto, se le acercó durante un intervalo laboral y mientras la acariciaba le dijo que había soñado con ella. “Soñé que te besaba toda”, le dijo. Esto molestó a la empleada, quien le sacó la mano y le reclamó delante de sus compañeros su comportamiento.

Obsesionado con sus pechos

Posteriormente, en tanto, sostuvo que su jefe siguió con el acoso e incluso sus compañeros varones le comentaron que el acusado estaba un poco obsesionado, en particular con sus senos, pues cada vez que se acercaba a hablar con los empleados, hacía comentarios relacionados a las “tetas” de la denunciante.

En vista de ello, y dado que el acoso sexual siguió, la joven decidió en los últimos días radicar la denuncia penal del caso, puesto que ya notificó de lo sucedido a las autoridades de la empresa, quienes no tomaron acciones en contra de este “supervisor”.

La joven, a su vez, solicitó a la justicia que tome intervención y que se adopten las medidas legales a fin de poder garantizar su protección, sin que ello signifique perder su fuente laboral, ya que necesita del trabajo.

Te puede interesar