Un preso en Salta ingirió una cadena de inodoro para ser trasladado

Policiales 06 de diciembre
Un preso de una Subcomisaría de Rosario de la Frontera habría tomado esta decisión para ser trasladado de comisaria. Estando en el hospital pidió ver a su madre.
comió cadeana

La insólita noticia surgió en las últimas horas en el portal La Voz de Salta, donde efectivos policiales de la  subcomisaría El Mirador, en Rosario de la Frontera, se vieron sorprendidos por el accionar de un preso de 20 años quien pidió ir al baño y estando allí sacó la cadena de la mochila del inodoro y la ingirió.

El accionar del detenido, era conocido de antemano por sus compañeros de celda, ya que uno de ellos le informó a un guardia que su compañero quería autolesionarse, sin embargo, no indicó la razón de dicho accionar.

Ante este dato, el sumariante de turno, mandó a buscar al interno, quien unos minutos antes había pedido permiso para ir al baño, oportunidad en la que aprovechó para extraer la cadena de metal de la mochila del inodoro.

Dado que la puerta del baño es de madera, el detenido no tuvo inconvenientes para ocultar la misma, sin llamar la atención de los guardias. Una vez en su celda, le pidió agua a sus compañeros de celda y pasó a ingerir la cadena delante de los mismos.

comió la cadena1

Terminó en el hospital

Luego, cuando los guardias lo sacaron del calabozo para verificar el dato que había transmitido otro reo, relató lo que había hecho y en minutos comenzó a padecer fuertes dolores en el estómago, hecho que alteró a los policías, quienes de inmediato trasladaron al detenido al hospital local.

En el nosocomio, fue asistido y se le practicó una radiografía, tras lo cual el médico que lo asistió, diagnosticó la existencia de cuerpo extraño, similar a un rollo de alambre, en los intestinos, sin perforación de órganos.

Aunque se analizó la colocación de enema, para agilizar el tránsito del elemento extraño, finalmente esta práctica fue dejada de lado. No obstante, el médico indicó que no era necesaria su internación, aunque sí dispuso un examen diario en el área clínica y radiológica.

En tanto, estando en el hospital, el detenido hizo dos peticiones. tener la visita de su madre y ser trasladado a la comisaría 31, en la misma ciudad de Rosario de la Frontera.

Te puede interesar