Skype multicultural: así trabaja la argentina nominada a "mejor maestra del mundo"

Sociedad 17 de diciembre de 2017
Silvana Carnicero fue nominada entre 40 mil postulantes al Global Teacher Prize por ser pionera en la incorporación de la tecnología en el aula. Cómo son sus clases.
01-silvana-c
Silvana Carnicer0, docente argentina. - Foto: Archivo

Infobae/ Ya con la cámara encendida, en medio de una de las tantas videoconferencias que la maestra de inglés propone, los alumnos de República Checa pidieron a sus pares si podían cantar el himno. Por un segundo todos se miraron, aunque no dudaron. Se pusieron de pie y comenzaron: "Oíd, mortales, el grito sagrado". Cuando terminaron la última estrofa, retribuyeron el pedido. Fueron los alumnos checos quienes cantaron su himno.

La profesora a cargo de la clase era Silvana Carnicero, hoy entre los 50 nominadas al Global Teacher Prize, que reconocerá al "mejor maestro del mundo" en marzo del año que viene. Esa, la clase en videoconferencia con los alumnos checos, era tan solo una de las tantas que imparte en la Escuela Técnica Nº33 de Nueva Pompeya y en el colegio Madre de la Misericordia en Avellaneda.

Hace ya 18 años que implementa la metodología. Por entonces, a casi nadie se le cruzaba por la cabeza la inclusión de la tecnología en el aula. Todo comenzó en un curso que encontró en Internet. Le pedían un proyecto para publicar en una red telemática. Creó "Mi escuela, tu escuela" que conecta a instituciones de distintas partes del mundo para contar cómo viven su día a día. Cómo son sus uniformes, sus horarios, cuáles son sus celebraciones, cómo está compuesto el personal, qué deportes practican, qué idiomas se imparten.

El Skype pasó a ser parte de su cotidianeidad. Los chicos de secundaria se conectan con alumnos de, por ejemplo, Rumania, Egipto, Pakistán. Mientras mayores sean las diferencias culturales, mejor. "Son culturas que no tienen nada que ver con nuestro país. Comparan similitudes y diferencias, y también dan a conocer su idiosincrasia, refuerzan su identidad", reconoció Carnicero.

Aunque, según su mirada, la metodología ofrece otras dos ventajas puntuales: la motivación por el trabajo y el desarrollo de habilidades clave para el futuro como alfabetización digital, colaboración, estrategias de comunicación. "La clave es siempre poner los objetivos pedagógicos por sobre la tecnología porque si no, se convierte en una moda que termina pasando", puntualizó.

 "Para que participen todos, organizo grupos. Cada uno piensa preguntas para que no haya lagunas de silencio. Se trabaja en la previa para que cuando se prenda la cámara no se queden mudos", aclaró.

La discusión sobre el uso de los celulares en sus clases no tiene sentido. Cada chico trabaja con su teléfono. Mientras ellos publican, ella repasa sus producciones. Luego cada trabajo termina en un blog que los concentra. "Quiero que expresen ideas a través de narrativas digitales", remarcó.

l reconocimiento le sirvió para mensurar la importancia de su trabajo. "Tengo mi forma de dar clases naturalizada. Uno tiene la idea de que otros docentes hacen todavía más cosas", dijo. Hoy está por terminar su maestría en tecnología educativa. La misma tecnología que la acompaña desde hace dieciocho años en el aula.

alumnos salta



Te puede interesar