Un violento que logró reingresar a su hogar, ahora debe retirarse y compensar económicamente a su víctima

Justicia 17 de diciembre
La competencia multifuero de la Defensora Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género N° 2, Liza Medrano, posibilitó que un juez que le había levantado la exclusión del hogar a un violento, vuelva a imponer la orden y mande al victimario a compensar económicamente a la ex mujer de un familiar.
denuncias violencia genero
Una Defensora Oficial revirtió la determinación que había tomado un juez y logró excluir a un violento de un hogar. - Foto: Archivo- Ilustrativa

Se trató de un ardid de 2 hombres violentos en contra de una mujer y sus hijas menores de edad que tenía, como única finalidad, despojarlas del terreno en donde habitan y quedárselo para ellos.

Uno es la ex pareja de la víctima y el otro es su sobrino. Entre ambos, sometieron a la mujer y a sus hijas a una infinidad de situaciones de violencia. Los dos se encuentran denunciados en múltiples causas que se tramitan en diferentes fueros y en paralelo e incluso, en algún momento, ellos se denunciaron entre sí. Luego, se aliaron y mintieron.

El hombre es sobrino del ex marido de la mujer agredida y convivía con ellos, con los hijos mayores de edad de él y con las hijas menores de edad que la ex pareja tiene en común.

Originalmente, el sobrino había sido excluido del hogar, al igual que su tío, por haber ocurrido múltiples y muy complejas situaciones de violencia y delictivas que se tramitaron luego, por vías diferentes, en los fueros correspondientes.

Más sin embargo luego, habiendo declarado los hombres que las situaciones de violencia que se generaban entre ellos y que afectaban al grupo familiar habían cesado, se levantó la exclusión del hogar al sobrino y se le permitió el reingreso a una propiedad que continua siendo habitada por la ex mujer de su tío y en contra de quien, entre ambos, ejercen diferentes tipos de violencia que, incluso, afectan a las menores de edad que conviven con todos.

Aquí fue donde la intervención de la Defensora Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género N° 2, Liza Medrano, resultó determinante.

El resultado final fue una nueva resolución judicial en la que el juez expresa que deja sin efecto una resolución anterior y ordena la inmediata exclusión del hogar del violento, bajo apercibimiento de proceder al desahucio por la fuerza pública.

En el mismo documento, el magistrado dispone el reingreso de la víctima y sus hijas menores de edad a la casa familiar; ordena custodia policial fija en el domicilio e impone una multa económica que el agresor deberá abonar a la agredida.

Te puede interesar