Quisquillosa: No vas a creer por qué devolvió un sándwich

Medios 05 de febrero de 2018
Hay clientes que son muy quisquillosos con sus exigencias, pero a esta mujer australiana se le fue la mano.
descarga

Puede pasar que cuando pedimos comida en un bar o en un restaurante no sea entregada en las condiciones que nosotros pedimos. Pero a esta mujer, se le fue de la mano su exigencia. 

Sucedió en un club de Nueva Gales del Sur, Australia, cuando una señora de 80 años pidió un sándwich y lo devolvió a la cocina porque no estaba cortado exactamente a la mitad. 

Fue entonces cuando las encargadas de la cocina del restaurante lo midieron para saber si la mujer tenía razón, y efectivamente, estaba cortado cinco milímetros corrido de la mitad.

La imagen de la comida fue publicada por los miembros del mismo local, quienes no podían creer la queja de la clienta. 

Para aquellos que han trabajado en esto comprenderán la aleatoriedad: si no se puede reír, ¡la vida será bastante aburrida!”,comentaron en la cuenta oficial del local.

Mirá la publicación:


Te puede interesar