Una protesta de trabajadores del Hospital del Milagro corta Av. Entre Ríos

Reclamo 05 de abril de 2018
Primero ocuparon toda la calzada y posteriormente se liberó parcialmente. El reclamo es a la altura de calle Rivadavia y está protagonizada por 50 empleados de la empresa Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas quienes aseguran pagos atrasados que superan los $40 mil.
29790192_10156219335150351_2428668336461053952_n

Se trata de un conflicto que se repite hace tres años. Los empleados reclamaron en reiteradas ocasiones por el pago atrasado de sueldos. Pertenecen a la empresa Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, quienes se desempeñan en objetivos de salud como centros regionales y hospitales.

Hace más de 5 días que están de paros. El delegado del gremio UTEDYC, José Manuel Fernández aseguró que la empresa “nunca pudo afrontar el pago de sueldos y horas extras. Hoy llegamos de nuevo a salir a las calles para ser escuchados y que nos den una respuesta del gobierno y de la empresa. Este es un servicio tercerizada, nosotros trabajamos en servicios de salud pública hace 8 años, 4 años estuvimos en negro. Cómo puede ser que el Estado haya tenido 50 personas trabajando en negro durante 4 años. Después pasamos en blanco a una empresa manejada por veteranos de Malvinas, lamentablemente son empresarios improvisados”, manifestó.

Según señaló Fernández en FM Profesional, la semana pasada se llevó a cabo una reunión conciliatoria en la que no se arribó a ninguna solución. “Es una comisión formada por afiliados de veteranos, tiene 250 empleados que prestan servicios en el IPS, en Ciudad Judicial, en la Municipalidad y en puntos de salud pública. El pretexto de la empresa es que el Gobierno no le hace llegar en tiempo y forma el dinero para abonar los sueldos. Salud Pública dice que no le debe dinero a la empresa. Se tiran la pelota pero la plata no aparece”.

La deuda superaría los $40 mil pesos por trabajador. “No podemos subsistir, esto está rompiendo familias porque no tenemos qué llevar de comer a la casa y ni te hablo de las deudas que tenemos. Más de uno tuvo que dejar los alquilares y deben andar mendigando un lugares donde vivir y qué comer. Es una injusticia”, expresó.

Te puede interesar