El acoso callejero camino a convertirse en una contravención

Legislativa 13 de abril de 2018
La conducta o acción física o verbal, con connotación sexual, hacia cualquier persona, en el espacio público o privado de acceso público, será sancionada con 20 días de arresto o multa. Senadores modificó el proyecto original que aprobó Diputados el año pasado.
acoso-callejero

La propuesta legislativa considera al acoso sexual callejero como una contravención, siempre y cuando no configure un delito más severamente penado.  El proyecto original que la Cámara de Diputados aprobó en mayo del año pasado fue modificado en el Senado, confirmó El Tribuno

Los senadores suprimieron el artículo que establecía el 20 de marzo como Día Contra el Acoso Sexual Callejero y modificó el texto al incluir en el artículo 115 del Código de Contravenciones Provincial. 

El mismo establece que se sancionará con 20 días de arresto o multa a quien realice, en espacios públicos o privados de acceso público, conducta o acción, física o verbal, con connotación sexual y no deseada, contra cualquier persona, y que de "manera directa o indirecta afecten o perturben su vida, dignidad, libertad, integridad física o psicológica y el libre tránsito, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación y un ambiente ofensivo, siempre y cuando no configure un delito más severamente penado". 

Silvina Aviles
Silvina Abilés, senadora por La Caldera



La importancia de legislar y sancionar el acoso callejero fue fundamentado en el recinto por la senadora de La Caldera, Silvina Abilés, titular de la comisión de Legislación General. 

El Código Procesal Penal sanciona conductas de violencia sexual, como el estupro, violación y abuso, "pero tenemos una deuda pendiente y es la de sancionar conductas con connotación sexual que se manifiestan en los espacios públicos, que lógicamente producen perturbación y se trata de un acto de violencia", señaló Abilés. Tras destacar el aporte de la organización Mumalá al proyecto, a través de su coordinadora general, Malvina Gareca, la legisladora hizo notar que las estadísticas demuestran que el acoso sexual callejero "se da a partir de los 10, 11, 12 años". 

"A quienes dicen que hay cosas más importantes para legislar que sobre los piropos", la senadora preguntó si "¿les gustaría que a sus hijas de 10,11, 12 años les digan piropos en la calle?". 

"Las mujeres no queremos que nos digan piropos; aceptar expresiones o gestos atentan contra la integridad psicológica de la mujer", enfatizó. 

Al determinar qué se considera como acto violento, dijo que se coincidió en que son aquellos que violan la intimidad de la víctima. El proyecto modificado por el Senado volverá en revisión a Diputados.

Te puede interesar