Un gimnasio de zumba “aturde” a vecinos de Tres Cerritos

Reclamo 13 de abril de 2018
Fernanda se comunicó con InformateSalta para reclamar por los ruidos, la música fuerte y los gritos provenientes de un gimnasio, ubicado donde funcionaba un matinée. Ya se quejaron con los dueños, con la policía y la Municipalidad, sin encontrar solución.
zumba
zumba

Un gimnasio ubicado en la zona de Tres Cerritos, en la capital salteña, estaría causando dolores de cabeza a una familia que vive colindante al lugar, dado la música fuerte, los ruidos y los gritos, los cuales no les permiten llevar adelante una vida tranquila.

Fernanda se comunicó con InformateSalta para contar el padecimiento que vive junto a sus padres desde hace ya algún tiempo: según comentó a este medio, su casa está al lado de un gimnasio, el cual se instaló en el inmueble donde años atrás funcionaba un matinée, y en el cual desde que comenzaron las clases de zumba, el fastidio se volvió algo común para ellos.

Los problemas para esta familia van de lunes a sábados, desde la mañana hasta la noche. “Ponen la música muy, muy fuerte, nos aturden”, señaló Fernanda, quien sumó los gritos de la instructora dado que, desde el gimnasio, se escucharían en el interior de su casa.

zumba

 “Mis padres son grandes, mi madre está enferma, se queda toda la tarde sola, no puede llamar para quejarse, hasta se acercó para pedir que bajen el volumen, lo bajan pero a los minutos lo vuelven a subir”, resumió. Ante estos casos reiterados, se ven en la necesidad de llamar a la policía, pero reconocieron que no pueden estar llamando todo el tiempo, ni todos los días a los oficiales.

La denunciante contó que invitaron a los dueños del gimnasio a su casa para que escuchen como retumbaría la música, pero no lo habrían tomado en cuenta. “La policía me dijo que tienen habilitación, pero desde Ambiente de la Municipalidad dijeron que la misma estaba en trámite”, recalcó la denunciante.

Según su reclamo a este medio, Fernanda contó que desde la Secretaría de Ambiente les habría solicitado a los dueños del gimnasio que cambiaran las aberturas y la dirección de los parlantes, los cuales apuntan a la casa en cuestión, pero “hasta ahora no hicieron nada”, se lamentó la mujer, quien decidió recurrir a InformateSalta como otra instancia para contar lo mal que están viviendo últimamente por este problema de ruidos.

Te puede interesar