Miguel Cáseres asegura que no existen túneles debajo del Corredor de la Fe

Sociedad 16 de abril de 2018
El cuestionamiento surgió a partir de que concejales pidieran un informe al Ejecutivo Municipal ante el posible hallazgo de restos arqueológicos en el lugar. “Es sabido que en Salta siempre hubo túneles conectando las basílicas mayores”, había señalado Alurralde, impulsor del pedido.
corredor de la fe - caseros

El mito de los túneles debajo del centro salteño nunca fue verdaderamente revelado, dado que existen muy pocos testimonios que puedan aportar datos precisos. Tampoco existen pruebas físicas que puedan develar sus recorridos.

El historiador Miguel Cáseres dialogó con InformateSalta para aportar su análisis ante la sospecha de que debajo del “Corredor de la Fe” queden vestigios de algún túnel, lo que estaría provocando los reiterados hundimientos en las arterias que lo conforman.

cáseres

Hubo un solo túnel, del que no hay precisión de cuándo se construyó. Se lo encuentra en el siglo VIII. Iba desde el viejo Templo de los Mercedarios, que hoy sería la escuela Benjamín Zorrilla, y terminaba en el Convento de San Bernardo. Por esos tiempos, los mercedarios tenían su iglesia en la esquina de 20 de Febrero y Caseros. El túnel cruzaba hacia donde hoy está el hotel Provincial, de allí seguía al templo de los cura jesuitas que hoy es la esquina de Mitre y Caseros, iba por debajo de los edificios. De allí cruzaba en diagonal hacia el Cabildo, de ahí a la iglesia San Francisco y finalmente al Convento”, señaló Cáseres.

Según dicen, la construcción del túnel tuvo un carácter militar. “Salta siempre fue proclive a ataque de comunidades indígenas. También durante la Revolución de Mayo, era una ciudad tomada permanentemente tomada por españoles, entonces cubría una necesidad de seguridad”, sostuvo el historiador.

Cáseres opinó que, desde su punto de vista, ya no queda nada del túnel: “Sí hubo vestigios. Mi gran duda era si quedaba algo debajo del Cabildo. Tuve la suerte de entrevistar a gente que vivió allí, porque hubo un tiempo donde el Cabildo fue vendido como un edificio privado donde alquilaban personas y comercios. Entrevisté a personas que vivieron allí, que pasaron su infancia, pude confirmar que abajo no queda nada del túnel”.

De acuerdo a lo que explicó el historiador, la proyección edilicia de Salta va en contra de cualquier vestigio del túnel porque se debe cavar para hacer las torres, para hacer los cimientos. Los últimos vestigios que hubo estuvieron en el convento de los curas mercedarios, que es la escuela Zorrilla.  

Otro detalle que destacó Cáseres tiene que ver con la construcción del edificio donde ahora es el supermercado Carrefur, en la calle 20 de Febrero. “Cuando se construye casi se cae el ala norte de la escuela Zorrilla. Esto pasó porque cuando metieron las excavadoras se encontraron con una cavidad de grandes dimensiones, eso era un resabio del túnel”.

Recientemente se dieron a conocer pasadizos en la iglesia San Francisco, que volvieron a despertar el mito de los túneles. Sin embargo, Cáseres señaló que allí sólo se trata de pasadizos de la misma iglesia, como parte de la construcción misma.

Con respecto a la presentación realizada por el concejal Santiago Alurralde, solicitando información aten posibles hallazgos de restos arqueológicos en los lugares donde se realizó el adoquinado del “Corredor de la Fe”, y ante la posible incidencia con el túnel por los reiterados hundimientos, Cáseres analizó que el problema pasaría por otro lado.

“Dicen que el Corredor de la Fe se hunde porque estaría el túnel. Pero éste no iba por el medio de la calle sino por el interior de los edificios. Para mí que el problema pasa porque hay un problema de suelos. Salta, hace millones de años, era mar de poca profundidad. Deja de ser mar cuando ocurre un movimiento orogénico, dando lugar a que surjan las serranías del Este como el cerro San Bernardo, el 20 de Febrero, etc.”, explicó a InformateSalta

El historiador sostuvo que el estudio de suelos en ingeniería es vital. “No sólo Salta es altamente sísmica porque estamos en medio de una falla, además tenemos problemas de suelos. Por ejemplo todo lo que es Grand Bourg está construido sobre sedimentos aluviales, es arcilla pura, y allí se construyeron barrios. Es una zona altamente peligrosa desde el punto de vista orogénico”.

Te puede interesar