Condenaron a un ginecólogo por abusar sexualmente de una paciente

Justicia 12 de junio de 2018
Eduardo David Domínguez, fue penado solamente a dos años de prisión condicional por abuso sexual simple contra una paciente por un hecho ocurrido dentro del consultorio.
Saladejuicio

El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio, Angel Longarte, condenó al ginecólogo Eduardo David Domínguez de 45 años, a la pena de dos años de prisión condicional tras ser acusado de abusar sexualmente de una paciente dentro del consultorio, durante un estudio de rutina.  

La víctima denunció que fue al consultorio, ubicado en Belgrano al 1000, a realizarse un estudio y en el marco de la consulta fue sometida a tocamientos impúdicos en sus partes íntimas mientras la revisaba.

Fue el fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Federico Obeid, fue quien llevó a cabo la investigación, donde intervinieron peritos y hasta realizaron una inspección ocular dentro del consultorio.

Domínguez, defendido con  el abogado Ricardo Albornoz, declaró durante el debate y negó la acusación. La semana pasada, la defensa anunció la presentación de una testigo de último momento, era una  familiar de la víctima, dijeron  que podría darle un giro a la acusación e incluso la defensa solicitó un careo con la paciente, lo que fue aceptado por el juez.

ginecólogo
Foto Ilustrativa



Ayer sin embargo, la testigo al momento de presentarse en el debate, confesó  haber recibido presiones para declarar a favor del acusado e incluso mostró mensajes que recibió en su teléfono celular, los que según dijo, fueron enviados por los abogados de la defensa.

Dijo que recibió copias de ciertas actas del debate, las que le fueron enviadas a fin de contradecir determinados aspectos de la acusación. Ante esta situación, la defensa desistió del careo y el juicio siguió adelante.

El Juez, tras deliberar entre ambos planteos, resolvió condenar al médico a la pena de dos años de prisión condicional, pero por el delito de abuso sexual simple, calificación penal que el magistrado entendió corresponde para el acusado, a quien también le impuso otras reglas de conducta.

Te puede interesar