Muerte en Santa Agatha: “La señora murió por causas ajenas a la punción”

Justicia 13 de junio de 2018
La doctora Norma Beatriz Brandoni, imputada por homicidio de María Cristina Ulivarri dijo ser inocente y aseguró haber cumplido con todos los protocolos.
centro medico santa agatha

A dos meses de la muerte de María Cristina Ulivarri dentro de un consultorio de Santa Agatha la médica imputada por homicidio culposo salió a defenderse. Norma Beatriz Brandoni, contó a El Tribuno que “la señora murió por causas ajenas a la punción”.

Acompañada por su abogado la mujer dijo ser especialista en diagnóstico por imágenes, pero su vida cambió radicalmente el 13 de abril cuando Ulivarri entró en el consultorio para hacerse la cuarta punción destinada a aliviar sus dolores cervicales y algo salió mal. Se descompensó y murió.

Ella descartó  haya incurrido en una mala praxis: "Se determinó que no hubo ninguna complicación relacionada con el procedimiento que se practicó", dijo al referirse a la punción. Y agregó: "Está demostrado que no hubo ninguna violación a los protocolos científicos del procedimiento. No hubo sangrado, infección ni rupturas de ninguna estructura vital para la señora. Tampoco hubo reacciones alérgicas".

Santa Agatha

"La autopsia dice que hubo complicaciones cardiovasculares no relacionadas con el procedimiento", respondió. Según la profesional, los resultados de la pericia médica confirmaron lo que ella pensó desde un primer momento. "Yo era la más interesada en saber qué había pasado, porque la punción es una práctica que no representa ningún riesgo para el paciente", aseguró. En ese sentido la médica remarcó que "por la autopsia ahora sabemos que la señora murió por una causa ajena a las punciones".

No respondió a la acusación de la familia de la víctima respecto a las autorizaciones de las prácticas que dijeron a InformateSalta: “Ningún médico le indicó que le hagan una tomografía, luego de que se sepa que la médica involucrada utilizaba ese aparato de alta complejidad como monitor para hacer los pinchazos. Se encubría el financiamiento de la práctica con este tipo de pedidos que al final lo financiaba el IPS, esto va a ser materia de investigación”.

María Cristina Ulibarri
La víctima.



La crónica de lo sucedido

La médica contó que ese día:  "Para empezar la práctica, la acostamos en el tomógrafo, localizamos las agujas y cuando estábamos en eso, la señora manifiesto que se sentía mal", relató Brandoni. Dijo que inmediatamente la señora Ulivarri de Nieva se descompensó y con su ayudanta comenzaron con las tareas de reanimación y llamaron al servicio de emergencia. "Cuando llegó la ayuda externa la señora ya estaba sin vida, pero continuamos con los masajes por espacio de cuarenta minutos, lamentablemente sin resultado", afirmó.

Aseguró que tenían todo el equipo necesario para reanimarla pero sólo le suministraron oxígeno y le hicieron un masaje cardíaco: "En ese momento no encontré una explicación. No se había presentado ninguna complicación visible ni por la imagen ni a simple vista. No pensamos que había sido una reacción alérgica porque ya habíamos hecho estas prácticas anteriormente y con las mismas sustancias. Por eso fui la primera en pedir que se haga la autopsia".

Finalmente dijo que la mujer tenía problemas cardíacos como presión alta.

Te puede interesar