Llegó caminando a su propio velorio

Medios 18 de junio de 2018
Los familiares había reconocido por error el cuerpo de otro hombre que fue hallado totalmente calcinado.
amedios

Un hombre fue hallado totalmente calcinado en un camino vecinal a unos 50 km de Amambay, en Paraguay. No tenía ningún documento de identidad. Familiares de Juan Ramón Alfonzo, de 20 años, fueron hasta la morgue para verificar si el cuerpo era el del joven, que llevaba tres días desaparecido.

Sus familiares confirmaron que el cuerpo pertenecía a Alfonzo por un anillo que su hermana le había regalado, la ropa y los zapatos. El médico forense expidió el certificado de defunción a nombre de Juan Ramón Alfonzo y el cuerpo fue llevado para ser velado en su casa.

En medio del velorio y para sorpresa de todos, Juan Ramón llegó caminando para confirmar que estaba vivo. El joven explicó que estaba trabajando en una estancia del lado brasileño y no pudo regresardebido a que sufrió ciertos problemas de salud.

El cadáver fue devuelto al Ministerio Público. Hasta el momento no se pudo determinar su identidad. El muerto tendría entre 20 y 30 años, presentaba un corte profundo de cuchillo y su cuerpo fue quemado antes de ser abandonado al costado de la calle. El forense dijo que el hombre no falleció de las heridas cortantes que tenía, sino por las quemaduras.

Te puede interesar