“La prostitución no es un trabajo, es la degradación más terrible”

Municipal 02 de julio de 2018
Así lo aseguró la concejal del PO, Cristina Foffani, tras rechazar la propuesta de su par Beto Castillo de “que vuelvan las Casas de Citas”. Pidió la incorporación de las personas en situación de prostitución al trabajo formal.
zona roja

En el marco del plenario por la zona roja que tuvo lugar en el Concejo Deliberante, la mayoría de los participantes rechazó la idea de reabrir las Casas de Citas que había propuesto el concejal Alberto Castillo, entre ellas, Cristina Foffani, del Partido Obrero, quien aseguró que “la prostitución no es un trabajo sino la degradación más terrible que le pueden imponer a una persona".

La edil, en el programa De Buena Fuente que se emite por FM Profesional, propuso como única salida para terminar con la prostitución la incorporación de las personas en situación de prostitución y de las personas trans al trabajo formal bajo convenios garantizados por el Estado en función de aplicar verdaderas políticas públicas de contención.

En la oportunidad, señaló que desde hace 11 años los vecinos del barrio Hernando de Lerma reclaman que se termine la prostitución en sus veredas, mientras que las compañeras trans plantean la necesidad de que haya políticas públicas de empleabilidad, y de contención desde el Estado. “Vamos a tener que movilizarnos para imponernos porque el Estado no quiere incorporar presupuesto para resolver estos problemas”, manifestó.

Foffani insistió en que la prostitución está vinculada a la trata de personas, tras entender que se alimenta con la gente que se encuentra en una situación crítica social. “Legalizar un lugar para que el proxeneta y las redes de trata tengan un espacio para hacer trabajar a estas personas es formar parte de las redes, el Estado en este sentido habilitaría el proxenetismo”, sentenció.

Por último, informó que pidió preferencia para tratar el proyecto que establece un cupo laboral para personas trans para el primer día de sesión el 18 de julio.  “En estas dos semanas de receso vamos a organizarnos con las compañeras de las distintas organizaciones trans para que el día que se trate vengamos acá para exigirles que efectivamente se apruebe”, finalizó.

Te puede interesar