Tedeum del 9 de Julio: "El aborto es muerte", sentenció firmemente el arzobispo de Tucumán

Nacional 09 de julio de 2018
Durante el tedeum habitual del 9 de Julio, Carlos Sánchez aprovechó para ratificar la postura de la Iglesia con respecto al debate del aborto.
tedeum

En el marco de la conmemoración de los 202 años de la Independencia Nacional en tierra tucumana, el arzobispo local, Carlos Sánchez, decidió pronunciar una dura homilía recalcando el férreo posicionamiento eclesiástico en relación a la interrupción voluntaria del embarazo: “El aborto es muerte”.

Además, aseguró: "Hoy decimos que vale toda vida. Decimos que todo hombre es importante, que no hay sobrantes en la Argentina. Que la dignidad de todo ser humano ha de ser respetada desde su concepción hasta su muerte natural". A esto agregó: "A los argentinos que estamos caminando este Bicentenario de la Patria nos toca edificar sobre la roca del respeto, de la custodia y la promoción de la vida, no de la muerte.El aborto es muerte del inocente, de un niño, de un argentino… Y nadie tiene derecho a eliminar voluntariamente la vida de un ser humano".

"En este pedazo de historia que nos toca vivir, no podemos ser indiferentes, tenemos que ser valientes; sacrificados y apasionados defensores de la vida porque vale toda la vida. Los que tenemos responsabilidades públicas, con mayor entrega y sacrificio, con entusiasmo patriótico y valentía aunque se burlen y nos desacrediten", abundó Sánchez.

Esa homilía cobra una importancia diferencial dado el momento que vivimos en torno a la discusión que se realiza sobre el aborto. La presidente de la Cámara Alta y vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, estuvo presente en la catedral en representación del gobierno nacional. Michetti es una de las principales voces oficiales que se expresaron en contra del proyecto de ley.

Te puede interesar