Denuncian abuso de autoridad de la Vial a una abuelita que trasladaba a su nieto

Reclamo 16 de julio de 2018
Matías Esliman, contó que su suegra junto a su hijo de un año salieron desde La Merced hacia Capital el viernes por trámites. La policía le labró un acta por infracción por tener la RTO vencida. La mujer al intentar firmar la boleta, se rompió lo que habría provocado el enojo.
malos tratos
Matías Esliman - FM 89.9

Matías Esliman, denunció ante los micrófonos de FM Profesional que el pasado viernes su suegra salió desde La Merced rumbo a Capital para hacer trámites y llevar al menor de 1 año y 2 meses a su médico alergista pero en un control vial le solicitaron todos los papeles. El auto, un Toyota Corolla, tenía vencida la Revisación Técnica Obligatoria ya que tiene 3 años y 3 meses de antigüedad.

Ante esta infracción, un efectivo le labró un acta y cuando la señora la intentó firmar se rompió, situación que lleva a que el efectivo la empieza a maltratar. La mujer baja del rodado para aclarar la situación e inmediatamente se aproximan a ella 5 efectivos de Seguridad Vial.

El policía la empuja y junto al menor la trasladaron en un patrullero a una comisaria, informándole que estaba detenida junto al pequeño de 1 año y 2 meses.

seguridad vial

Enterado su yerno y esposa, embarazada de gemelos y a punto de dar a luz, se trasladaron hacia el lugar, donde permanecieron por más de 3 horas hasta que lograron aclarar la situación y denunciar este maltrato y abuso de autoridad.

“Los tuvieron desde las 9:50, como consta en denuncia policial hasta las 12:38 del mediodía.  A las 10:15 caigo con mi mujer que está embarazada y nada más y nada menos que espera en 15 días, estamos esperando gemelos y la tuvieron desde la 10 de la mañana hasta las 12:45 hasta que nos tomaron la denuncia. Ni en la dictadura militar han sucedido casos como estos”.

El hombre sumamente molesto por la situación, contó que uno de los efectivos le dijo que la condición de su suegra y su hijo no era de “detenidos” sino “retenidos”.

Repudió el maltrato que se les dio, más aun teniendo en cuenta que se trataba de una mañana fresca y de la condición de salud de su pequeño hijo al cual no tenían por qué detener o retener. Espera que se investigue el hecho ya que hasta el momento no existe ninguna explicación desde la fuerza policial.

Te puede interesar