Cobros a la Iglesia: Bernacki defendió el uso social y comunitario de las propiedades

Sociedad 15 de agosto de 2018
Monseñor Dante Bernacki criticó el proyecto del PO que busca que la Iglesia Católica en Salta pague impuestos por sus propiedades. Señaló que no son "una empresa inmobiliaria" y descalificó contra "la verdad sesgada" que termina falseando la realidad.
dante bernacki

El Partido Obrero presentó en la Legislatura un proyecto en el cual solicita la modificación de los artículos 126 y 275 del Código Fiscal de la provincia, con el fin de que la Iglesia Católica en Salta pague los impuestos correspondientes a sus propiedades y terrenos. Al momento de conocerse el proyecto el diputado del PO Claudio Del Plá apuntó contra la iglesia dado que “es una institución que acumula una enorme cantidad de beneficios”.

Difundida la iniciativa, monseñor Dante Bernacki escribió un comunicado al respecto aclarando la utilidad de las propiedades “sobrevaluadas” con una visión mezquina y tendenciosa”, como también invitando a que se vea el uso social que se le dan a propiedades.

“Sería bueno que hicieran una investigación, acerca de la cantidad de parroquias y vicarías en toda la provincia, que se ubican en esos terrenos, que se dedican no sólo al culto, sino también a actividades con fines sociales”, señala el sacerdote quien asevera: “verán que además del lugar de culto para los fieles, en muchas hay comedores comunitarios, instalaciones de deporte y tarea de contención para jóvenes y niños”.

limonsa iglesia

A estos ejemplos Bernacki agregó los lugares “de recuperación de adictos (no tercerizados como se pretende hacer creer), como escuelas en barrios carenciados que se dedican a la educación de niños y jóvenes. Los salones multiuso, están al orden del día. La tarea de formación y catequesis se dan en aulas y lugares adecuados para los chicos y jóvenes”.

En cuanto al acompañamiento económico desde el Estado, el monseñor consideró que “de más está decir que cada parroquia o vicaría, salvo las llamadas “de frontera” (con un subsidio ínfimo), se sostienen con el aporte de los fieles. Hay cantidad de lugares con construcciones pobrísimas y donde los que evangelizan también pasan por necesidades reales”.

rezo iglesia

En otro punto del comunicado el religioso sentenció que “una verdad sesgada, termina falseando la realidad. La Iglesia no es una “empresa inmobiliaria”, como se pretende hacer creer. Después de averiguar en Inmuebles sobre los catastros, hubieran averiguado a qué corresponden los terrenos, que muchos vienen desde la fundación misma de la Ciudad”.

Como si esto fuera poco, Bernacki concluye con un comentario en un tono algo sarcástico: “¡Ah, me olvidaba! Las campañas a favor de la vida se hicieron a pulmón, con el trabajo y aporte de ciudadanos, dispuestos a hacer notar su postura frente a la sociedad”.

Te puede interesar