Abuso sexual infantil: “Nunca pasa nada, hasta que pasa”

Sociedad 20 de noviembre de 2018
Elizabeth Herrera, de la fundación Amor de Madre de Víctimas de Violación, señaló que la gente solo acompaña las campañas de prevención y pedido de justicia cuando pasa por un caso, pero sino no lo hace. Preocupan los casos de violación en niños, en Salta y el país.
abuso sexual infantil

Una gran conmoción han generado los sucesivos casos de abuso sexual infantil, los cuales despiertan las alarmas por la suba de hechos al respecto que se están suscitando. Uno de los mismos está vinculado con un padre salteño quien violó a su hija, quien fue descubierto tras una discusión familiar, oportunidad en que la mujer interrogó a su hija de 13 años, quien reveló los abusos sexuales. Su padre le decía que todo era porque su madre no quería acostarse con él.

Otro caso impactante ocurrió en una escuela de Santiago del Estero. Un alumno de 10 años obligó a su hermano de 4, quien asiste al jardín de infantes que está dentro del predio del establecimiento primario, a practicarle sexo oral. Pero no solo eso ocurrió. El agresor pretendía que su familiar le hiciera lo mismo a uno de sus compañeros del quinto grado que tiene 10 años. El testigo se horrorizó y corrió a contarle a su maestra.

En medio de este contexto, en Salta se llamó a tomar conciencia contra los casos de abuso infantil, en la detección de hechos, la denuncia y la prevención. Elizabeth Herrera, titular de A.DE.MA.DE.V (Amor de Madre de Víctimas de Violación), señaló que muchas veces sólo se actúa cuando el caso está concretado.

Abuso sexual infantil

“Nunca pasa nada, hasta que pasa”, sentenció en diálogo con FM 89.9. Del mismo modo, Herrera aseveró que la gente recién acompaña “un poco más cuando te pasó, pero sino, no lo hacés”, con respecto al acompañamiento.

Para ser más clara, ejemplificó con su caso, cuando su hija fue víctima de abuso sexual infantil en el año 2012. “Pedí justicia por mi hija, no la obtuve nunca, por eso formé esta asociación”, indicó.

A su vez, consideró importante la creación de un albergue para víctimas de violación del interior, dado que “muchas veces vienen a los juicios y no tienen dónde estar, no son contenidos psicológicamente”. También apuntó contra médicos legales, dado que muchos de estos “no son delicados, son brutos, en vez de cuidarlas (a las víctimas), no las protegen”.

Te puede interesar