Las leyendas sobre el origen del gato

Sociedad 02 de enero de 2019
A lo largo de los años, las distintas culturas han adoptado leyendas e historias acerca del origen del gato. Asimismo, debido a sus cualidades se le ha adjudicado a este animal un simbolismo único, dando paso múltiples representaciones dentro de la sociedad.
gato

A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado la compañía del reino animal con el fin de apoyarse en la supervivencia. De igual manera, como toda relación interpersonal, se crean lazos que se acompañan con sentido de pertenencia y afecto mutuo entre animales y personas. A partir de ahí, no solo fueron elegidos los animales para acompañar al hombre según sus características físicas, sino que empezaron a ser seleccionados para pertenecer al núcleo familiar.

Llamados posteriormente mascotas, este grupo de animales tiende a recibir tratos humanizados con el fin de brindar confort, pertenencia y amor tanto al dueño como al animal elegido. Entre los más comunes se encuentran los perros y los gatos, pero, también existen variedad de criaturas elegidas según los gustos de las personas, sus creencias o algún significado particular que el individuo o su familia tengan.

Algunos de estos acompañantes representan figuras importantes dentro de la historia de la humanidad. Mientras unos fueron usados como apoyo importante en el desarrollo de la sociedad, otros fueron adorados como dioses. En esta gama variada de animales, destacan algunos por lo que representan como figuras o por su leyenda de origen. Un ejemplo de esto es el simbolismo del gato, así como lo que las personas le adjudican dentro de su vida debido al hecho de tenerlo como mascota o como figura guía.

El gato

También llamado minino, este animal ha rondando alrededor del ser humano desde hace más de 9000 años. A nivel científico, se expresa que este animal es proveniente de la familia de los felinos, también conocidos como gatos salvajes. A razón de estos, se derivan lo que hoy se conoce como gatos domésticos.

Existen más de una docena de razas de este característico animal, pudiéndose encontrar de diferentes colores, pelajes o ausencia de él, con características únicas y similares. Su naturaleza les permite ser grandes depredadores, estando a su alcance más de cien especies. Son criaturas inteligentes, capaces de entender instrucciones y rutinas establecidas con sesiones de entrenamiento. Suelen tener personalidades únicas, llegando a ser muy afectivos o por el contrario, ariscos. Expresan a través de múltiples gestos sus gustos y disgustos, de igual forma usan maullidos, gruñidos y algunos gemidos para vocalizar sus exigencias.

Es un animal autosuficiente, capaz de desenvolverse sin atención extrema, pero a su vez a nivel doméstico exige atenciones por su dueño. Estas características son muy buscadas por múltiples tipos de personas, por lo que logra convertir a este animal en una elección recurrente como mascota.

Dentro de la cultura popular, se le conoce como un amuleto de la suerte, debido a sus habilidades y agilidad. Suele caer de pie al momento de realizar grandes saltos o de caer de grandes alturas, lo que comúnmente llaman las 7 vidas del gato. Esta característica es popularmente emulada por simbologías y representaciones en diferentes culturas a lo largo del mundo.  

En cuanto a su domesticación, se sabe que su origen está relacionado con la cultura egipcia. Dentro de esta cultura fueron alabados y protegidos, convirtiéndose en animales sagrados y compañeros de los mismísimos dioses. Pero, entre la evolución científica y los diferentes hechos históricos, también han surgido leyendas que representan la simbología y características de este animal.

Origen del gato

En todos los ámbitos, cada cultura ha expresado sus propias leyendas y mitos sobre el origen de las cosas. No es diferente cuando se trata de animales como el gato. En diferentes lugares alrededor del mundo se ha explicado el surgimiento de este animal, así como el aprovechamiento de sus cualidades y características para denotar simbolismo y fortuna.

Egipto. Desde el inicio de los tiempos, los egipcios alababan al gato por su belleza y fuerza, lo comparaban con el león, pero, por ser más dócil lo eligieron como símbolo sagrado. Fue entonces cuando la diosa Bastet lo consagró al elegirlo como representación. De esta manera, el gato se inmortalizó dentro de esta cultura, pasando a estar prohibida cualquier amenaza o daño a este animal.

Grecia y Roma. La leyenda cuenta que los habitantes de estos países querían contar dentro de sus tierras con este animal, pero los egipcios, que eran los únicos beneficiados con la presencia de esta criatura, se negaron. Por esto, decidieron llevarlo hasta obtener los propios nacidos en sus tierras. De allí se proliferaron a lo largo de las tierras mediterráneas, siendo aceptado por sus importantes cualidades como depredadores, eliminando así las pestes y roedores que habitaban en exceso en aquellos tiempos.

Tíbet. Asociado con el budismo tibetano, este animal ha sido considerado sagrado desde sus inicios en esta cultura. Dentro de la leyenda que lo acompaña, se indica la existencia de este ser como uno venerado y existente desde siempre, ya que era el guardián de los templos y las reliquias de los tibetanos. Símbolo de inteligencia y de la representación de los sueños lúcidos.

Asia. Dentro de los diferentes países que conforman el continente asiático, se representa el gato como símbolo de fortuna, fortaleza y belleza. Dentro de la cultura china llega intercambiado por seda, adoptado por las mujeres como animal doméstico. Además, se convirtió en un importante símbolo, el cual llegó a representar uno de los signos del zodiaco chino. Mientras que en la cultura japonesa se cuenta que ingresó a estas tierras como un regalo a un joven emperador, el cual permitió que se reprodujera para brindarle buena suerte a las personas de su nación.

Leyenda del arca de Noé

A pesar de que cada cultura tiene sus propias leyendas, al igual que las historias bíblicas, existe una leyenda que es comúnmente mencionada cuando se explica el origen del gato. Esta se remonta a los tiempos de Noé y el diluvio que arrasó con la tierra.

La historia del antiguo testamento es conocida por la mayoría de las personas, una parte importante de ella es la que relata la vida de un hombre y su familia, el cual siguió la llamada de Dios para salvar a una pareja de cada tipo de animal existente para, después de un gran diluvio, repoblar la tierra. Pero, el gato no existía en aquel entonces, por lo que a partir de allí la leyenda cobra vida y explica el origen de este minino.

Se dice que días después de que se iniciara el diluvio, la pareja de roedores que habían subido al arca empezó a reproducirse de manera desproporcionada. Estos animales amenazaban el equilibrio que se debía mantener dentro de la embarcación, así como los alimentos dispuestos para los animales. Entonces, cuando Noé pido ayuda a Dios para resolver aquella situación, este le indico que debía acariciar tres veces la cabeza del león.

Al realizar esta acción, de la nariz del león se desprendió una pareja de gatos, los cuales como excelentes cazadores se dedicaron a eliminar la sobrepoblación de ratones. Una vez devuelto el equilibrio al arca, Noé los conservó a su lado al momento de repoblar la tierra, sabiendo que podía contar con ellos debido a sus probadas cualidades. Así se cuenta que nació esta especie, logrando con el paso de los años llegar a todos los rincones del mundo.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar