Cuando la tragedia te abre la puerta a un nuevo estilo de vida y tenés que reinventarte

Sociedad 19 de marzo de 2019
Es el caso de Beatriz Farfán, salteña que viajó a Córdoba para ver a Luis Miguel y sufrió la amputación de sus dos piernas luego de un siniestro vial. Hoy ya en Salta, inicia una nueva vida, recargada por la visita de Pablo Giesenow quien junto a otros decidieron darle aliento de vida.
beatriz farfan

Beatriz Farfán tiene 41 años, es esteticista y  cosmetóloga, madre de dos niños. Los primeros días de marzo se encontraba en Córdoba para disfrutar  del recital de Luis Miguel.

El día del siniestro vial, estando con una amiga, algo perdidas, decidieron sentarse en la intersección de Vélez Sarsfield y Pueyrredón (Córdoba). En un momento, ella se queda sola y es ahí cuando el conductor se sube a la vereda y colisiona con Beatriz, quién estaba de espaldas. En consecuencia,  la joven sufrió la amputación de sus piernas. Los médicos le pronosticaron 20 días de recuperación como mínimo pero  la mujer logró reponerse en apenas en 10 días.  

“Me amputaron las dos piernas desde arriba de la rodilla y la recuperación generalmente son de como 20 días, y yo en menos de 10 días ya estaba como bien, ya me habían dado el alta, la verdad que gracias a Dios y no sé por qué me recuperé bastante rápido, salí del coma farmacológico bastante bien” indicó en diálogo con InformateSalta.  Reconoció que hay días donde el dolor se incrementa, pero lo único que ella quería era regresar a Salta, luego de 15 días en Córdoba. “Yo quería estar acá con mi gente, con mis hijos, con todo lo que es acá en Salta”.

Camioneta que impactó contra Beatriz en Córdoba

 

Tras el siniestro vial, su vida dio un giro total, pasó de ser una chica súper activa que  no paraba desde las 6 de la mañana a estar en quietud. Espera que no sea por mucho tiempo ya que recuperada en el nosocomio cordobés recibió el aliento de tres hombres que sufrieron este tipo de amputaciones. Todos hoy le hacen frente a la vida sumidos en los deportes y en sus vidas personales.

Este es uno de los grandes anhelos de Beatriz quien espera reacomodar su vida y volver a lo que tanto amaba, su centro de estética, que por el momento permanece cerrado.  

beatriz

Me hizo súper bien la visita de él (Pablo Giesenow) , de Benjamín y de Javi. Es como una cadena de favores, ellos me fueron a ver justo en un rato que yo había estado medio bajoneada, porque había sido como reciente. Entonces al verlos que pueden seguir haciendo deportes, que puedo seguir moviéndome en la casa con normalidad, que todo va volver a ser como antes, me hizo súper bien" sostuvo Beatriz Farfán a InformateSalta.

Además, la salteña de 41 años indicó: "Es una cadena de favores, capaz que más adelante yo lo voy a poder transmitir a otras personas, más allá de la fatalidad o la tragedia que a mí me pasó".

Ahora en Salta se encuentra preparando un lugar y coordinando con los profesionales que la ayudarán a su rehabilitación.

Por su parte Pablo Giesenow, quien es  uno de estos luchadores que dialogó con InformateSalta, nos dijo que luego de su terrible accidente sobre una ruta cuando se disponía a visitar a sus padres, su vida empezó de nuevo y para él, el estar con vida tiene un sentido que lo encontró sin dudas en las maratones, en el ciclismo y en un sinfín de deportes que realiza a diario.

Además acompañado en aquel momento por Benjamín, un luchador más que sufrió amputación tras el accidente de Lapa,  hoy busca hacer una cadena de favores en casos como el de Beatriz, con el único fin de que las personas recientemente amputadas pueda ver en ellos que cuesta pero “si se puede”.

Pablo Giesenow

Benjamín toma contacto con Beatriz a través de amigos en común, la va visitar durante la mañana, cuando sale de esa visita nos manda mensaje de WhatsApp a un grupo que tenemos, nos cuenta un poco la historia, que ya había tomado trascendencia en Córdoba y nos dice que estaría bueno que nos pongamos en contacto y a mí se me ocurrió que si estábamos en Córdoba, es mejor ir y verlo personalmente” indicó Pablo. 

Fue así que llegaron al departamento donde estaba Beatriz, sabe que al verlos llegar con sus prótesis visibles, con su pantalón corto fue un impacto positivo para ella.

“Nos recibieron sus hermanos, contentos con nuestra visita, imagínate que con Javier andábamos de pantalones cortos con las prótesis al aire y que Beatriz nos viera entrar a su casa así, caminando normalmente, viniendo de correr, fue un impacto que por ahí es positivo para alguien que está recientemente amputado y no sabe lo que les espera. Tomamos unos mates, la notamos bien” relató el deportista agregando que fue lindo para ellos. 

Finalmente, describió a la salteña como una mujer que tiene una sonrisa impecable, un espíritu que la ayudará a dar pelea y que será una guerrera incansable en este camino que le toca transitar. "Son procesos, va tener sus momentos buenos y sus momentos malos pero bueno estaremos siempre ahí para apoyarla en lo que podamos" concluyó a InformateSalta

Te puede interesar