Tras un duro tratamiento, la salteña Emilia le ganó a la leucemia

Sociedad 19 de marzo de 2019
Con tan solo 20 días fue diagnosticada, hoy con un año y 9 meses logró vencer esta enfermedad. El domingo regresó de Buenos Aires, tras culminar el tratamiento. Su familia agradece a todos los colaboraron a través de las oraciones y económicamente.
emiliaportada

Eduardo Amaya es el papá de Emilia, la campeona que con su pequeño cuerpito le dio batalla a la leucemia. Fue diagnosticada a los 20 días y la enfermedad no logró vencerla. 

“El 10 de marzo viajo a Buenos Aires, como lo venía haciendo todos los meses. Este marzo era muy especial para determinar si le iban a dar el alta porque ya había cumplido los 18 meses de tratamiento. Gracias a Dios todos los estudios salieron bien, las punciones, que es lo que le hacen  y determinaron que no había rastro ya de la leucemia que le iban a dar el alta” contó feliz el padre de la niña a InformateSalta.  

A partir de ahora el alta implica una vida dentro de parámetros más normales, y sin medicación. Igualmente la familia irá despacio, evitando que esté en contacto con personas enfermas hasta que su cuerpo empiece a generar células nuevas para defenderse.

“Se hace un control una vez al mes acá en Salta, que es una muestra de sangre únicamente y a Buenos Aires debe volver cada 3 meses para unos controles rutinarios, ya no punciones, no quimio, no pastillas. Vamos a llevar una vida más de familia, más normal, vamos a poder sacar a pasear un poco, acompañarla a sus hermanas a la escuela, poder juntarnos con la familia, siempre y cuando la gente este sana” manifestó contento Eduardo. 

emilia2

Además, expresó a InformateSalta que recién a los 5 años podrá determinarse la cura total que es cuando el cuerpo haga remisión completa.  

De esta manera, agradece a todas las personas que los acompañaron en esta lucha tan larga ya sea con una oración o su aporte económico ya que fueron momentos de mucha necesidad y la gente estuvo siempre ahí, presente, más teniendo en cuenta que él pidió una licencia sin goce de sueldo para acompañar a su hija en Buenos Aires.

"La gente de Salta se portó de diez se juntó en festivales, bingos, y a Emilia se le refaccionó la pieza con aire acondicionado como ella necesitaba, se le compró su tele, todo lo que la gente colaboró siempre fue para ella, porque gracias a Dios nunca tuve problemas de que la gente piense mal de que queríamos lucrar como mucha gente lo hace. La verdad necesitamos muchísimos que la gente se solidarice con nosotros porque estábamos pasando un momento muy feo económico por lo cual se nos hizo más fácil y no sufrir necesidades".

Y este amor se hizo sentir el domingo cuando Emilia llegó desde el aeropuerto a su casa, mucha gente, a pesar de la lluvia la estaban esperando.

“Fue un momento muy lindo, muchísima gente la fue esperar a la casa de sus abuelos, vecinos, gente que de verdad ni conocíamos que de algún lugar de alguna manera nos ayudó, se hicieron presente. Fue un momento muy lindo, porque después de tanto sacrificio de ella y  de su mamá, fue muy lindo. Ella es muy despierta y en ese momento estaba muy contenta y le bailaba a la gente” recordó.

emilia3

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar