Iba a ser un lindo reencuentro con un amigo de la adolescencia, pero terminó violada

Policiales 21 de marzo de 2019
Tras años de no verse, la joven decidió concurrir a la casa de su viejo amigo, quien la recibió amablemente, le presentó a su mujer e hija y luego de una cena con ingesta alcohólica, la violó mientras dormía. El sujeto pidió perdón.
abusada

Luego de algunos contactos telefónicos, una joven de barrio Casino, de 21 años, decidió aceptar la invitación de un amigo de la adolescencia para concurrir a su vivienda, en el macrocentro, donde tenía preparada una cena para celebrar el reencuentro.

Al llegar a la casa, el 17 de marzo pasado, pudo conocer InformateSalta, la joven sostuvo que su amigo la recibió con los brazos abiertos, le presentó a su mujer y a una hija pequeña, como así también a un amigo que estaba en la casa. Dijo que todo se desarrolló sin inconvenientes.

Luego de una charla breve, la mujer de su amigo se despidió y se retiró junto a la menor. Antes de cenar, en tanto, salieron a comprar bebidas alcohólicas, entre ellas una botella de Vodka y otra de Gancia, con lo cual iniciaron una profusa ingesta.

Después de unas horas, la joven se mareó con la bebida e incluso se descompuso, por lo que manchó un buzo. Debido a ello, su amigo le prestó una prenda de su mujer y la acomodó en la pieza de su hija, donde la víctima quedó desvanecida.

El abuso

Pese a ello, la joven señaló que al rato se despertó y se dio con un sujeto que estaba encima de ella, abusando sexualmente. En su desesperación por el abuso del que era víctima, la mujer pedía por su amigo. “Soy yo, para que lo vamos a llamar”, le dijo el sujeto.

Posteriormente, y debido al estado de ebriedad que tenía volvió a desmayarse sin saber qué pasó. Al otro día, al despertarse, se dio con que ya no tenía sus prendas de vestir, sino las de la mujer de su amigo, quien luego preparó comida y ambos compartieron juntos.

Debido a la resaca, la joven indicó que no preguntó más nada, sino hasta que llegó a su casa y, por medio de mensajes, su amigo le confesó que efectivamente abusó de ella, aunque primero trató de disfrazar el escenario al sostener que la accedió carnalmente en vista de que ella se lo había pedido, pero no recordaba nada de eso porque estaba ebria.

La joven, sin embargo, desechó esa hipótesis y aseguró que en ningún momento le dijo nada al respecto, por lo que el acusado terminó por reconocer que se había mandado una macana a la vez que le pidió perdón, pues todo fue su culpa.

Pese a los pedidos de su amigo, la joven se presentó en la policía y radicó la denuncia en contra del acusado, ya que el mismo la violó aprovechándose de que ella estaba alcoholizada y no tenía fuerzas para resistir el ataque sexual.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar