Denunció que su hijo de 11 años fue abusado arriba de un colectivo

Policiales 28 de abril de 2019
El menor le contó a sus padres que un hombre "pelado" lo manoseó en el 8 Transversal.
_MG_1103

Sin consuelo, un niño de 11 años le contó primero a su madre y después a su padre el padecimiento que sufrió en el interior de un micro urbano tras salir de la escuela con dirección a su casa. Un sujeto mayor de edad, a quien el menor describió como un "hombre pelado", abusó sexualmente del indefenso menor sometiéndolo a tocamientos indebidos. El silencio a raíz del enorme pánico se apoderó de la víctima, quien sin reacción no pudo esgrimir palabra alguna hasta llegar a su vivienda donde estalló en llantos.

Después de contar en detalles lo que sufrió a bordo del transporte público de pasajeros, sus padres realizaron la denuncia en la comisaría novena de esta ciudad contra un presunto abusador sexual de menores que anda suelto. La denuncia fue trasladada a la Fiscalía de Delitos Sexuales, desde donde los padres del pequeño esperan recibir algún tipo de comunicación.

Como todos los días, el menor salió de la escuela el martes pasado con dirección a una de las paradas ubicadas en la avenida Hipólito Yirigoyen. Horario pico donde una multitud sale casi con desesperación de su trabajo o instituciones escolares: llegar lo antes posible al hogar es una de las metas.

Junto al menor varios subieron al 8 Transversal que ya iba repleto, como solía hacer cada vez que ascendía a la formación, encaró para el fondo del micro y se agarró de uno de los parantes que se encuentra cerca del timbre trasero. "Estaba muy lleno y mi hijo se fue para el fondo, la parada siguiente del colectivo es cruzando el puente sobre la avenida Hipólito Yrigoyen y calle Acevedo, ahí subió esta persona", le dijo a El Tribuno el padre del menor.

"Este sujeto comenzó tocándole la mano como al pasar. Después siguió con el antebrazo, el hombro y la espalda. Mi hijo contó que lo acariciaba pero de mala manera, arrimándolo cada vez más. El chico entró en pánico, se bloqueó y se quedó sin reacción. Tuvo que soportar el horrible acoso y manoseo durante el viaje hasta que se bajó". Conmoción y mucha indignación se conjugan en la voz del padre del menor, impotente por lo ocurrido.

Cuando las manos del depravado habían comenzado a recorrer parte del hombro y se dirigían a la espalda, el niño tocó el timbre y descendió estupefacto, casi sin aliento. "En ese momento, casi llorando, como pudo lo miró y lo describió como un hombre de unos 30 a 35 años, tez blanca, totalmente pelado", apuntó el hombre, "gracias a Dios tocó el timbre a tiempo", agregó. El menor descendió en la calle Arturo Jauretche, en ese momento levantó la vista y observó cómo el "pelado" lo seguía mirando, "cuando arrancó el colectivo le sonrió", le contó la víctima a su padre.

Sin consuelo

Tras haber padecido la coacción arriba del micro que a diario lo suele llevar hasta su casa, el menor paralizado se dirigió a su casa. "Su mamá me contó que cuando llegó lo observó raro, por lo general cuando llega suele hacer algo para hacerla reír a su mamá, pero esta vez entró serio y sin decir nada", dijo el padre al ser consultado por este medio. La madre le preguntó qué le pasaba, el niño la miró y "corrió para abrazarla a su madre, ahí explotó en llantos, no tenía consuelo".

Después de desahogarse el pequeño relató junto a su madre lo que había tenido que soportar arriba del micro apenas unos minutos antes. Un degenerado lo sometió a tocamientos, "le dijo a su mamá que no pudo hacer nada porque no le salían las palabras, se había quedado sin reacción", expresó el padre de la víctima. Los padres del menor quedaron muy preocupados por lo ocurrido, ambos trabajan y les es imposible retirar a su pequeño del establecimiento escolar.

"Ahora estamos hablando con él para saber cómo se siente y tratando de decirle cómo tiene que reaccionar en ese tipo de situaciones, si llega a pasar algo otra vez le decimos que tiene que hablar, gritar, dar algún alerta para que los mayores lo ayuden", sostiene el padre. A bordo de un transporte público el chofer ante cualquier situación anormal que percibe tiene que detener la formación y fijarse sobre lo ocurrido, "ellos pueden cerrar las puertas del colectivo y apretar el botón antipánico", explicó el hombre.

“En el 8 Transversal no hay cámaras de seguridad”
El padre señaló que se sorprendió que los micros no cuenten con cámaras.

“A pesar de ser colectivos nuevos no cuentan con cámaras de seguridad, algo que deberían tener no solo por lo que le pasó a mi hijo, sino por la seguridad en general”, sostuvo el progenitor. Tanto los familiares como amigos de los padres de la víctima no se explican cómo algún mayor no pudo darse cuenta de la situación para ayudar y denunciar al presunto depravado.

“Ahora mi hijo no quiere saber nada de volverse a casa en colectivo, y menos solo. Durante esos días que pasó este hecho lamentable vino a Salta un tío de mi hijo y él lo iba a buscar”. Durante la mañana al niño lo lleva la actual pareja de su mamá, mientras que por la tarde, cuando sale de la escuela, ninguno de sus padres lo puede retirar por cuestiones laborales. “Después de lo que pasó se volvió en remise pero es mucho, no se puede”.

El progenitor le dijo al portal de el diario El Tribuno que el menor físicamente se encuentra bien pero por la parte emocional y psíquica “no está bien”. La preocupación los lleva a pensar que así como cayó su hijo de 11 años en las horribles manos de un depravado, otros “chicos también pueden ser víctimas si es que no hay más menores que ya fueron abusados por este sujeto”.

Lo denunciado fue caratulado como “abuso sexual simple” y desde la Fiscalía de Delitos Sexuales deberán investigar y dar con el paradero del presunto abusador infantil quien se subió a bordo de un corredor urbano de Saeta donde abusó sexualmente a un menor de 11 años.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar