Malestar en barrio El Huaico por la nueva sede de ANSES

Reclamo 17 de mayo de 2019
Vecinos señalaron que los que concurren a realizan trámites arrojan basura, deterioran el césped, obstruyen los accesos y hasta orinan en el lugar. Sostienen que se sienten observados y temen posibles robos. Piden mudar las oficinas o que no atiendan público.
anses

A solo días de la inauguración de las nuevas oficinas de ANSES en barrio El Huaico, en la zona norte de la ciudad, los vecinos manifestaron su descontento ante los serios inconvenientes causados por los ciudadanos que concurren masivamente a realizar trámites desde las primeras horas del día.

Al respecto, Cecilia, una de las damnificadas, en diálogo con InformateSalta, explicó que además de arrojar basura, deteriorar el césped y obstruir con sus vehículos los accesos de entrada y salida a los edificios, algunos hasta orinan en el lugar puesto que las oficinas no cuentan con baño. “No son adecuadas ni reúnen los requisitos municipales para la habilitación”, reclamó.

Además sostuvo que se sienten 'observados' y temen posibles hechos de inseguridad. “Vivimos con una gran sensación de inseguridad porque no solamente la gente se pone a mirar, sino que hemos detectado la presencia de otras personas que estuvieron sacando fotos a nuestros domicilios”, comentó.

En vista de ello, solicitaron en primera instancia su traslado y en caso que no sea viable, que carezca de atención al público. “Lo único que generan es perjuicio para todos nosotros, que se suma a un montón de otras cuestiones que ya estamos viviendo por parte de la administración, del Procrear, del Hipotecario, más lo que ya se conoce con los créditos UVA”, advirtió.

Por último, indicó que presentaron un documento con todas las firmas de los vecinos para exigir la intervención de la secretaría de tránsito Municipal en lo vinculado al control de los rodados, y además elevaron el reclamo ante el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Iván Kerr. “Nos dijo que se iba a contactar con la gente de de ANSES”, contó.

Un reglamento que no se respeta

Cecilia explicó que también al momento de adquirir la propiedad, se les entregó un reglamento interno en el cual se establecía que no podía destinarse a la instalación de un local que podría atentar contra la integridad, salubridad, decencia, moralidad y el buen nombre del lugar.

Además señaló que la Ley 13512 de Propiedad Horizontal y el decreto reglamentario 18734/49 establecen  que no se podrá perturbar con ruido o de cualquier otra forma la tranquilidad de los vecinos, como así también ejercer actos que comprometan la seguridad del inmueble, entre otras cuestiones.

Contra los negocios de ANSES

La mujer indicó además que el banco Hipotecario de Buenos Aires les informó que ANSES contribuyó económicamente a la construcción de los desarrollos urbanísticos en el barrio del Huayco, por lo cual, tenían derecho a ‘quedarse’ con una oficina. “No es una empresa privada que brinda contribuciones económicas por intereses particulares sino que se trata de un organismo del Estado”, finalizó.

Te puede interesar