Escándalo y separación: Verónica Ojeda descubrió mensajes de Maradona con Rocío Oliva

Medios 20 de mayo de 2019
Hace unos días, Verónica Ojeda celebró el Día de la Madre en México junto a su hijo y Diego Maradona
_MG_1103

En plena negociación de la renovación de su contrato como DT de Dorados de Sinaloa, Diego Maradona regresa a la Argentina en medio de un escándalo con Verónica Ojeda. El exfutbolista mantiene una tensa relación con la madre de su hijo Dieguito Fernando, quienes habían viajado a México a fines de enero.

Allí, se instalaron en la casa de Maradona e incluso el pequeño comenzó el año escolar. "Dieguito vivió solo. ¿Por qué no lo vi antes? Soy culpable, y no tengo excusas para nada. Hoy, Dieguito juega a las escondidas con sus primos, se tira solo a la pileta. Ayer tiramos una pared e hicimos un gol. Lo de Verónica y yo, puede esperar. Lo de Dieguito, no", decía Diego en diciembre pasado sobre la relación que reconstruyó con su hijo.

Desde que Ojeda viajó a México, dejó de responder los mensajes de los periodistas con los que tenía relación y se limitó a expresarse a través de las redes sociales: subió fotos del festejo del cumpleaños de su hijo, también celebró las veces que el pequeño fue a los entrenamientos de Dorados de Sinaloa y hasta cuando Maradona lo llevó al colegio.

Diego Maradona tenía fecha de operación del hombro -por una lesión que arrastra desde que estaba en Dubai- en México. Sin embargo, decidió que la cirugía se realice en Buenos Aires y a cargo del médico Jorge Batista. Es por eso que regresa al país en un vuelo que llega el martes a las 21 horas.

Verónica, por su parte, regresa este lunes acompañada por su hijo, sus padres y Lili y Belén -la hermana y sobrina de Diego-, según informaron en Intrusos.

Según pudo saber Teleshow, la tensa relación de Maradona con Ojeda -por eso viajan separados- se debe a que la madre de su hijo descubrió al exfutbolista intercambiando mensajes con Rocío Oliva, de quien se separó en diciembre pasado.

"Yo no soy un pegador, pero era para arrancarle la cabeza. Me hizo de todo", decía Diego sobre su ex, que le inició una millonaria demanda por los seis años que estuvieron en pareja. Además, se había tatuado el nombre de su entonces novia, pero tras la ruptura decidió hacerse otro diseño arriba, de manera tal de no ver el anterior.

"Se tapó el tatuaje, pero hoy están más cerca de la reconciliación", afirmaron a Teleshow desde el entorno de Diego, que en diez días -cuando termine la recuperación de la operación- regresa a México para firmar la renovación con Dorados de Sinaloa, que sería por dos años.

Lo que resta saber es si durante la estadía de Diego en Buenos Aires reafirmará su reconciliación con Rocío Oliva y la nueva separación con Verónica Ojeda, y qué pasará con el ciclo lectivo que Dieguito Fernando había comenzado en México, en caso de que se quede en Argentina junto a su madre.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar