Colón se llevó a Santa Fe un punto desde Uruguay

Deportes 21 de mayo de 2019
El Sabalero igualó sin goles ante River Plate de Montevideo en la ida por los 16avos de final de la Copa Sudamericana y todo se definirá en el Cementerio de los Elefantes.
bulling 2

Colón no logró pasar del empate en Uruguay ante River Plate, por la ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana. El Sabalero ahora está obligado a ganar porque en caso de igualar sin goles irá a los penales. Si empata con goles, sin importar la cantidad de tantos, quedará eliminado por la ventaja deportiva de los goles de visitante. Y si pierde, también quedará afuera de la copa.

Colón comenzó el encuentro como si fuese local. El Sabalero si hizo cargo de la posesión pero no lograba cambiar el ritmo. Sin velocidad o agresividad para atacar directo al rival, esa tenencia de los de Pablo Lavallén se daba en el fondo. El equipo llegaba a mitad de cancha y automáticamente volvía atrás. Mientras tanto, River, esperaba a que el Sabalero lo ataque, pero tampoco demostraba muchas cualidades para causarle problemas al fondo del conjunto santafesino.

Por el sector izquierdo, con las corridas de Gabriel Esparza, Colón creció y pudo empezar a ser más profundo. El ex Temperley sacaba ventajas con su velocidad y el equipo logró algunas situaciones a su favor.

El Darsenero, por su parte, dependía en gran porcentaje de la pelota parada. El equipo local salteaba líneas y buscaba a sus delanteros con pelotazos a las espaldas de los centrales Sabaleros.

El mal estado del campo tampoco favorecía para que las pocas buenas intenciones terminen en algo productivo. La cancha del Centenario, sumado al viento, era un escenario que atentó ante cualquier atisbo de jugar por abajo.

Segundo tiempo:
Ya en el complemento, Colón tuvo más libertad para jugar a su gusto. Por decisión del equipo local, el Sabalero logró adelantarse un par de metros en el campo y empezar a construir juego más cerca del área rival. River apostó a jugar al contraataque y contó con varias ocasiones de gol, algunas muy peligrosas.

La falta de ritmo futbolístico se notó en los jugadores del Sabalero que ya acusaban cansancio desde el primer tiempo. Los dirigidos por Lavallén iban como podían, sin claridad ni ingenio para vencer a la defensa del conjunto Charrúa.

Colón sostuvo el cero con un gran segundo de tiempo de Leonardo Burián. El arquero uruguayo subsanó las dudas que mostró en la primera parte. De no ser por el “Cachorro”, el Sabalero se habría vuelto a Santa Fe con la obligación de tener que revertir una derrota de local.

No fue un buen partido de Colón. Desde lo físico y lo futbolístico, el equipo de Pablo Lavallén quedó en falta. Se puede entender que no viene teniendo actividad, pero las diferencias de jerarquía entre los planteles que se enfrentaron este martes son favorables al Sabalero. Por momentos, el juego del Rojinegro fue muy previsible, anunciado y todo eso ante un conjunto en el que, sin desmerecer, da la impresión que si se lo presiona no ofrece muchas respuestas para salvarse.

Para el próximo martes, Colón deberá mostrar una mejoría en el juego. Estará obligado a ganar si es que no quiere terminar en penales. Ni siquiera podrá igualar con goles porque, cualquiera sea la cantidad de tantos, el equipo uruguayo pasará de ronda.

Te puede interesar