Abuso sexual infantil: “No hay que subestimar lo que dicen los menores”

Sociedad 24 de mayo de 2019
Así lo aseguró el abogado Matías Adet, quien indicó que los delitos contra la integridad sexual mayormente se cometen a nivel intrafamiliar. “Los padres sin entrar en situaciones de paranoia deben estar muy atentos”, expresó.
abuso sexual

Tras la detención e imputación de Lautaro Teruel, hijo del Nochero Mario Teruel, acusado de abusar sexualmente de una menor cuando ésta tenía entre 6 y 7 años, Matías Adet, reconocido abogado penalista, en diálogo con InformateSalta, señaló que “los padres sin entrar en situaciones de paranoia deben estar muy atentos”.

En la oportunidad, manifestó que es fundamental no subestimar a los menores. “Lo más importante, sin ser paranoicos, es buscar señales en ellos, cuando los chicos no hablan se expresan por otras vías, desde los dibujos, la expresión corporal, irritabilidad, sus necesidades fisiológicas, su ánimo”, remarcó.

En ese marco, advirtió que los delitos contra la integridad sexual mayormente se cometen a nivel intrafamiliar. “Una característica es la intimidad, el autor se aprovecha de la víctima porque tiene un contexto de privacidad”, expresó.

Según su experiencia, el letrado indicó que mientras más extremo o grave sea el abuso es más fácil de probar y de descubrir el delito. “Cuando vos tenés un chico que está siendo víctima de un abuso, si vale el término de base o piso, tenés una situación que es un desafío”.

Además agregó que es tan difícil recabar la prueba en el marco del delito contra la integridad sexual que a veces “un par de indicios puede hacer que un Tribunal se convenza de aplicar una condena”.

El letrado sostuvo también que el abordaje de este tipo de delitos es interdisciplinario. “Necesitás siempre un acompañamiento sociológico, psicológico, psiquiátrico, antropológico, ya que mientras más grave sea la situación de abuso más difícil va a ser revertir y tratar esa huella psicológica que se puede haber dejado con semejante evento”.

Por último, manifestó que es fundamental el tratamiento en el niño afectado. “No alcanza con decir hicimos cesar la situación de abuso, hay que diagnosticarlo y hay que hacerle un tratamiento psicológico, si no termina trayendo un efecto en su vida adulta o adolescente”, finalizó.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar