El papa Francisco expresó: "Abortar es como contratar a un sicario"

Papa Argentino 26 de mayo de 2019
El Sumo Pontífice volvió a fijar postura sobre este tema y estalló la polémica. Exhortó a médicos y sacerdotes a dar apoyo a las familias para llevar esos embarazos a término.
_MG_1103

El papa Francisco reiteró su firme rechazo al aborto y dijo que es algo que nunca se puede condonar, ni siquiera cuando el feto está gravemente enfermo o deformado. Y exhortó a médicos y sacerdotes a dar apoyo a las familias para llevar esos embarazos a término.

Durante una audiencia con participantes de una conferencia contra el aborto auspiciada por el Vaticano, Francisco dijo que la oposición al aborto no es un asunto religioso sino humano: “¿Es lícito deshacerse de una vida para resolver un problema? ¿Es lícito contratar a un sicario para resolver un problema?”, se preguntó.

“La vida humana es sagrada e inviolable y la utilización del diagnóstico prenatal con fines selectivos debe ser desalentado porque es la expresión de una mentalidad eugenésica inhumana, que priva a las familias de la posibilidad de acoger, abrazar y amar a sus hijos más débiles”, remarcó.

Luego, Francisco indicó que “el aborto nunca es la respuesta que buscan las mujeres y las familias” y lamentó que sea “el miedo a la enfermedad y la soledad lo que hace dudar a los padres”.

El Papa reconoció que “las modernas técnicas de diagnóstico prenatal son capaces de descubrir desde las primeras semanas la presencia de malformaciones y patologías”, pero advirtió de que “la evolución de cada enfermedad es siempre subjetiva y ni siquiera los médicos saben a menudo cómo se manifestará en cada individuo”.

Incluso los bebés destinados a morir al nacer o poco después merecen tratamiento en el seno materno, dijo Francisco. Opinó que “los niños, desde el vientre materno” son “pequeños pacientes, que a menudo pueden curarse con intervenciones farmacológicas, quirúrgicas y asistenciales extraordinarias”.

Y argumentó que son capaces de “reducir la terrible brecha entre las posibilidades diagnósticas y terapéuticas, que durante años ha sido una de las causas del aborto voluntario y del abandono de la atención al nacer de muchos niños con enfermedades graves”.

En este caso, los cuidados no son un gasto sino que ayudan a “los padres a preparar su duelo y a percibirlo no sólo como una pérdida sino como una etapa. Este niño permanecerá en sus vidas para siempre, y habrán podido amarlo”, insistió.

"Cuidar a estos niños ayuda a sus padres en medio de su dolor, para que piensen en ello no solo como una pérdida sino como un paso en un camino que han emprendido juntos”, aseguró el Papa.

Por último, aunque se ha pronunciado enérgicamente contra el aborto, también ha expresado compasión por las mujeres que los han tenido y ha facilitado su absolución tras cometer lo que para la Iglesia es un pecado. 

Te puede interesar