¿Qué es un hosting y cómo funciona?

Tecnología 05 de junio de 2019
Toda web que se sube a Internet necesita de un alojamiento o hosting para que cualquiera pueda acceder a él a través de un dominio o dirección. Pero ¿qué es un hosting o alojamiento web?
images?q=tbn:ANd9GcT_7MtFDYy7qACTlZxgQPIj76RLTnLIryqMGF6sWrOajt9SICtBBw

Explicándolo de una forma sencilla, un hosting sería el espacio dedicado en un lugar concreto de Internet, en donde se guardan todo tipo de archivos, sistemas y todo tipo de datos necesarios para que por ejemplo tú, que ahora mismo estás leyendo este artículo, puedas ver su contenido gráficamente en la pantalla de tu dispositivo.

Cómo funciona un hosting

Según Eduardo de Codigo Hosting, se divide en dos componentes, la parte física (servidores) y la parte virtual (los dominios), que cuando se combinan juntos pueden dar todo tipo de servicios de alojamiento para que webs o aplicaciones puedan funcionar durante todo el día de forma automática.

Los servidores son un montón de computadoras conectadas entre sí, que ofrecen tanto la potencia de la CPU como el almacenamiento para que los clientes puedan usarlo, ahorrando así costes y espacio.

A la hora de acceder a ellos se puede hacer de diversas formas, pero la más típica es a través de una dirección DNS y un dominio web. Esta web sin ir más lejos tiene una url que el navegador reconoce, traduce y ordena para que la web y el artículo aparezcan en un formato más amigable con la ayuda inestimable de herramientas de contenido como Wordpress o Blogger.

Por tanto, cada vez que alguien quiera acceder al contenido de tu servidor, ya sea una web, un juego en línea o cualquier cosa que necesite utilizar un PC, necesitará un hosting o alojamiento para volcar todos esos datos. Tomando el ejemplo de los videojuegos, sin un hosting sería imposible dar cabida a los juegos en línea, ya que requeriría de un PC potente conectado las 24 horas del día.



Qué ventajas ofrece el hosting compartido

Dentro de los tipos de hosting que se ofrecen en el mercado, el alojamiento compartido es quizá el más popular por los siguientes motivos:

• Mucho más barato que un hosting dedicado.
• Suele ofrecer un panel liviano y fácil de entender para novatos.
• Posibilidad de comprar mejoras en caso de necesitar más recursos.
• Puedes albergar más de un dominio en el mismo hosting. Ideal si tienes un proyecto con varias webs y quieres ahorrar costes.
• Soporte incluido en el precio. Te ayudarán incluso a migrar tu web en caso de necesidad.

Diferencias entre dominio y hosting

Llegados a este punto es probable que te preguntes si un hosting y un dominio son la misma cosa.
Para que quede claro, un dominio sería como la dirección de tu casa, sin ella, el repartidor de pizzas (Google) no puede saber a dónde llevar tu encargo (tráfico).

Un hosting o alojamiento web puede incluirse cuando compras un dominio como servicio extra, pero vendría a ser, siguiendo con la analogía, como si el repartidor llegase a la dirección que le has dado (dominio) y encontrase un solar vacío, en caso de no tener contratado un hosting. Si, lo has entendido bien, el hosting sería la vivienda en donde estás. ¿A que ahora lo de alojamiento web cobra más sentido? En ella descansa tu web o contenido digital, seguro y listo para usarse en cualquier momento.

Te puede interesar