Dramático: denuncian a un joven salteño por violar a sus dos hermanas durante años

Policiales 18 de junio de 2019
La familia no les cree. Según denunció una joven de 17 años, primero fueron manoseos, luego la espiaba en el baño hasta que la violó. Cuando ella se lo contó a su madre, no quiso aceptarlo y reclamó pida perdón. Tras irse de casa, denunció todo y pidió protección para una hermana menor que también fue víctima.
NIN%CC%83A-FILM

Después de once años de abusos sexuales, finalmente una adolescente se acercó a la policía y denunció el calvario que sufrió a manos de su propio hermano, siete años mayor que ella, desde que tenía 5. Y no sólo eso, sino que pidió protección para su hermana menor, de 16 años, quien también es víctima de los mismos abusos.

El caso, que conoció InformateSalta denunciado recientemente en la comisaría Novena, llamó la atención de los policías, quienes escucharon los tormentos vividos por la adolescente, ahora de 17 años, quien se presentó en la dependencia y entre llantos contó lo que sucedía en su casa prácticamente desde que era una niña.

La joven, del barrio 13 de Abril, reveló que todo comenzó desde los 5 años, cuando su hermano, en ese entonces de 12, comenzó a tocarle sus partes íntimas. Dijo que todo ocurría a escondidas de su madre y que siempre la amenazaba con el supuesto favoritismo que tenía el acusado en la casa.

Así la situación se extendió por años y luego, cuando la menor pasó a tener 10 años, el acusado comenzó a espiarla cuando se bañaba y siguió con los manoseos, mientras que en las noches se aparecía en su cama y tras desnudarla seguía con estas prácticas.

Hasta que la viola

Llegado los 14 años, el acusado, ya de 21 años, finalmente accedió carnalmente a su hermana, quien reconoció que no dijo nada debido a que su hermano aseguraba que nadie le iba a creer y que la perjudicada sería ella, pues la iban a echar de la casa.

Los abusos sexuales siguieron dos años más, cuando finalmente la joven decidió contarle lo sucedido a su madre, quien no lo quería aceptar y prácticamente no hizo nada al respecto, por lo que el acusado le reclamó que le pidiera perdón por sus acusaciones y que no hiciera la denuncia.

A los 17 años, en tanto, la adolescente se marchó de casa y finalmente decidió presentarse en la policía. La joven contó que no cuenta con el apoyo de otros familiares mayores, pero que igualmente quería denunciar lo sucedido, tanto por los abusos de los que fue víctima, como los que sufre actualmente su hermana, un año menor.

En vista de ello, pidió protección para la misma y solicitó que se tomen las medidas legales en contra de su hermano mayor, quien residiría ahora en la casa de una tía, sin que nadie en la familia le haya siquiera reclamado los abusos cometidos en su perjuicio.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar