Tartagal: Evangelina y sus homicidas eran compañeras del colegio

Justicia 19 de junio de 2019
Ayer familiares y amigos marcharon pidiendo justicia por el trágico hecho. Su primo quien la auxilió contó cómo fueron sus últimos minutos.
Evangelina Delgado
Evangelina Delgado

“Estaba en una fiesta y cuando volvía a mi casa escuche que Evitha estaba peleando, fui a ver qué estaba sucediendo, ella me ve y me dice ´Marcelo me apuñalaron´, lo único que hice fue taparla y pedirle que me espere, corrí a buscar mi moto para llevarla al hospital”, relató Marcelo primo de Evangelina Delgado, la joven de 15 años que fue apuñalada el domingo en Tartagal.

“Cuando volví la subimos y en el camino  solo me decía ´no me dejes, no me dejes´ me agarraba fuerte. Perdía mucha sangre, cuando me soltó y no la escuché más me di cuenta que estaba muerta”, agregó.

Las únicas detenidas hasta el momento son sus compañeras del colegio, con quienes ya tenía problemas de larga data. Se sabe qué hace algunas semanas le habían robado la mochila y tras una mediación con la preceptora la devolvieron, eso habría profundizado aún más su rivalidad.

Captura Chat
Captura Chat 1

El periodista tartagalense Juan Ramón Acosta contó por Salta Directo que “había una animosidad hace tiempo. Circulan capturas de mensajes de Whatsapp donde las agresoras cuentan que intentaron apuñalarla antes, en el desfile del santo patrono de Tartagal, pero no pudieron hacerlo porque habían policías en la zona”.

También denunciaron que todo ocurrió dentro de un salón clandestino a tres cuadras de la casa de la víctima. “Mirta, una vecina,  construyó un local donde se realizan eventos sin ningún tipo de habilitación, cuando se comete este hecho ella no quería permitir que nadie entre al salón y escondió a las agresoras, estaba más preocupada por esconder las bebidas alcohólicas que por ayudar a la joven”.  “La hermana de Eva con un amigo empujaron la puerta y lograron entrar y el cuchillo estaba ahí tirado”.

evangelina crimen tartagal

Los padres de Eva quebrados de dolor no entienden la saña y maldad con la que actuaron sus compañeras, las dos detenidas tendrían antecedentes violentos en el barrio, pero por su edad no son penalmente responsables.

Paralelamente desde el colegio buscan medidas de contención para los compañeros de la víctima, debido a que trascendió la rivalidad nació dentro del entorno educativo.

Te puede interesar