El Gobierno posterga parte del aumento del impuesto que se aplica a combustibles

Economía 28 de junio de 2019
Dosifican la suba de un impuesto para evitar aumento. El tributo a los combustibles debía incrementarse 11,8%, pero subirá 3,9%, informó la Secretaría de Energía. Con el dólar y el crudo en baja, las petroleras definen si sube.
_MG_1103 (1) (1) (1) (1)

El Gobierno decidió postergar parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) que debe regir desde julio, para evitar un mayor impacto inflacionario, indicó la Secretaría de Energía.

Según se informó, el ICL solo actualizará su valor un 3,9%, cuando el ajuste debería haber sido del 11,8% por litro de acuerdo con la normativa vigente que toma para su actualización la suma de la inflación de los tres meses anteriores.

Por esa reducción "el impuesto pasará de $6,13 a $6,37 por litro de gasoil (debería haber pasado a $6,85), y de $9,94 a $10,33 por litro de nafta (debería haber pasado a $11,11)".

El impuesto se aplica de forma trimestral y hubiese correspondido imponerlo a inicios de junio, pero el Ministerio de Hacienda decidió en ese momento postergar su implementación por un mes.

Se trata de la segunda postergación y alivio que toma la secretaría de Energía, que depende de Hacienda en relación a estos valores, que pueden alimentar la inflación. En las petroleras estaban haciendo los números finales, pero se especulaba que hasta podría haber un leve descenso, de entre 1% y 2%, según estimaciones.

El dólar y el precio del crudo son dos de los factores que influyen en los precios de los combustibles. El peso se apreció durante junio y eso le quita presión a las empresas. En cambio, el petróleo crudo tuvo un comportamiento más imprevisible. En estaciones se cree que -tras esta jugada del Gobierno- hasta podría haber alguna caída en los precios.

Te puede interesar