Eclipse solar: conocé los más insólitos mitos detrás de este fenómeno astronómico

Clima 01 de julio de 2019
Este eclipse total se produce aproximadamente cada año y medio en algún lugar de la Tierra
eclipse

Un eclipse se produce cuando un planeta o una luna se interpone en el camino de la luz del Sol. En la Tierra, podemos experimentar dos clases de eclipses: eclipses solares y eclipses lunares. ¿Cuál es la diferencia? Tal como explicaron desde Fenómenos, uno solar se produce cuando la luna se interpone en el camino de la luz del sol y proyecta su sombra en la Tierra. Eso significa que durante el día, la luna se mueve por delante del sol y se pone oscuro.

Este eclipse total se produce aproximadamente cada año y medio en algún lugar de la Tierra. Un eclipse parcial, es cuando la luna no recubre por completo al sol, se produce al menos dos veces por año, en algún sitio del planeta.


Lo mencionado hasta este punto es lo que explica la ciencia, lo que está comprobado con teorías y demostraciones empíricas. Sin embargo, hay una serie de mitos y leyendas que rondaron durante siglos a este tipo de eventos espaciales y que aún hay quienes los consideran reales.


A continuación, algunos ejemplos de creencias equivocadas

¿Los eclipses causan manchas en la piel? Hay quienes sostienen que los eclipses solares provocan manchas rojizas y lunares en los recién nacidos, entre otros mitos infundados. Las manchas rojas sobre la cara no tienen relación con el espectáculo astronómico que vamos a presenciar este martes. El nombre científico es hemangioma. Se trata de dilataciones capilares que cuando son muy grandes toman la forma de una mancha rojiza.

¿Los lunares de color oscuro son provocados por un eclipse de Sol? Esos lunares de o manchas de color oscuro se deben a alteraciones genéticas y sus dimensiones pueden ser una señal de alerta para los médicos. En todo caso, siempre se debe tratar con el especialista de confianza.

Si durante el embarazo ves un eclipse de luna, ¿el bebé va a nacer con labio leporino? Algunos pueblos originarios creían que un eclipse era un mordisco en la cara de los astros. Si una madre lo veía, le ocurriría lo mismo a su bebé. Para protegerse, según este mito, había que llevar algo metálico sobre el cuerpo. El labio leporino se produce por una combinación de factores genéticos y medioambientales que nada tienen que ver con los planetas.

Hay que cortarse el pelo porque eso es bueno para el crecimiento del cabello. Nada indica que esto ocurra a ciencia cierta. Hay algunos astrólogos que sostienen que puede ser dañino para el pelo cortárselo en una jornada con eclipse, pero es absolutamente falso.

Te puede interesar