Pichetto aseguró que Macri "va a ganar porque la sociedad no quiere volver al pasado"

Elecciones 2019 03 de julio de 2019
El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio habló ante empresarios de comercio.
pichetto

El precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, aseguró hoy que Mauricio Macri "va a ganar" las elecciones porque "la gente no quiere volver al pasado", y destacó que con el triunfo del actual mandatario "se agota un ciclo definitivo que ha signado en 16 años la vida del peronismo", en referencia al kirchnerismo.

También advirtió que si triunfa la fórmula del Frente Todos, que integran Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, "el poder estaría en la vicepresidenta" y eso, consideró, "en el futuro puede abrir un escenario de conflicto".

Pichetto destacó que el ofrecimiento de Macri como compañero de fórmula fue "una decisión de apertura" del oficialismo y afirmó que no la tomó "para sumar votos", al señalar que "el Presidente me tomó con mi pasado, con mi inventario, ideas que sostengo y con lo que vine haciendo en la política argentina estos años".

Al disertar en un ciclo organizado por las cámaras de comercio Argentino-Británica, Argentino-Canadiense y la Argentino-Estadonidense (Am-Cham), el senador se pronunció a favor de "construir acuerdos federales con los gobernadores para afianzar una masa crítica de consensos que lleven a la Argentina por el sendero de la productividad y el crecimiento. Esos son los grandes debates y las reformas en las que piensa el Presidente al convocarme". 

Pronosticó que Macri "va a ganar las elecciones porque la sociedad argentina no quiere volver al pasado", al manifestar su confianza en que la Argentina "va a ratificar" el rumbo del gobierno nacional, y destacó la importancia del acuerdo Mercosur-UE pues "se abren nuevos mercados y una Argentina muy potente".

En cambio, sostuvo que "hay que preguntarse si ocurriera otro escenario político en Argentina: si el frente Todos ganara las elecciones, dónde estaría esa decisión, en qué lugar estaría el poder: indudablemente estaría en la vicepresidenta. Los votos están ahí, el esquema de decisión, como quedó demostrado en las listas".


"Creo que en el futuro puede abrirse un escenario de conflicto porque está en la historia del peronismo, que cuando el poder real está en un lado y el poder formal está en el otro, en general hay problemas graves", enfatizó al responder preguntas de empresarios escritas antes del evento.


Sobre las afirmaciones de Elisa Carrió, quien pidió "una ley que pueda habilitar la revisión de muchos juicios injustos y sin debido proceso legal contra militares", Pichetto sostuvo que "es un tema sensible", pero "no es justificable que ancianos que superen 80 años estén presos porque si este beneficio lo tienen los violadores o asesinos, la Justicia tiene que responder con derecho".


Tras reiterar que "no cree" en la herramienta de la prisión preventiva porque "es un retroceso en el estado de derecho" y puede provocar "distorsiones", dijo que "hay que hacer una tarea de control para evitar las judicializaciones. No puede ser que un presidente cuando termina su mandato termine con 10 denuncias sólo por las decisiones que toma".


Además, en declaraciones a la prensa, Pichetto puso de relieve que el acuerdo Mercosur-UE es "de gran trascendencia" para el país y recordó que se trata de algo que viene negociando hace 20 años en Luxemburgo que empezó con (Carlos ) Menem y que respaldaron todos los gobiernos, incluido el de Cristina Kirchner".

"Hay que reconocerle a Macri las buenas relaciones que ha tenido con los presidentes latinoamericanos y fundamentalmente el esfuerzo para que esto se pueda concretar, acompañado por ese gigante que es Brasil" y dijo que espera que "una vez superada la coyuntura electoral el acuerdo pueda ser analizado de la mirada que es lo que conviene a la Argentina sobre qué es lo que conviene: me parece que va a haber un aval" del Congreso.

También dijo que con un triunfo de Macri "se agota un ciclo definitivo que ha signado en 16 años la vida del peronismo", en referencia al kirchnerismo.

Se agota, agregó, "una forma y un componente duro y autoritario en términos de un partido que debería haber tenido salidas más democráticas: el peronismo tiene el desafío de ser un partido, republicano, democrático".

"La derrota nuevamente de la ex presidenta le pone final a un ciclo político radicalizado, con una visión autoritaria, una oposición planteando siempre que lo peor es lo mejor. Eso se termina: cuatro derrotas es el final de un ciclo", insistió.

Te puede interesar