"O te dejas o te mato acá mismo", le dijo un violador a una joven salteña

Policiales 04 de julio de 2019
Una adolescente residente en una comunidad originaria de Tartagal salvó su vida de milagro, cuando policías la socorrieron en momentos en que un sujeto intentaba abusar sexualmente de ella, y la asfixiaba.
violador de Tartagal

La chica se resistía con todas sus fuerzas, mientras el hombre la tenía tomada del cuello asfixiándola para lograr su brutal cometido, según publica El Tribuno hoy. 

Afortunadamente, en un móvil policial que patrullaba la desolada zona al norte de la ciudad, iban el suboficial mayor Mario Chavarría y el cabo Ángel Godoy, de la mencionada dependencia, quienes alcanzaron a ver un movimiento sospechoso en medio de los pastizales, al costado de la ruta nacional 34.

Al verse sorprendido el sujeto se dio a la fuga pero fue aprehendido por los policías, quienes lo buscaron afanosamente hasta dar con él.

Los hechos

El hecho se produjo alrededor de las 22 del sábado, cuando la joven -cuya identidad se preserva por razones legales- salió del hospital Juan Domingo Perón donde todo el día había estado acompañando a una prima quien había dado a luz y se encontraba en delicado estado de salud.

Luego del parto de su familiar la chica decidió retirarse a descansar por lo que se dirigió hacia la terminal de ómnibus para tomar una unidad que la dejara en cercanías de su vivienda.

"Cuando iba caminando un señor en moto se acercó y me dijo "no podes andar sola a esta hora, es peligroso, ¿a dónde vas?'. Le respondí que recién salía del hospital", refirió la inocente víctima en su denuncia. El presunto abusador de muy buenos modales se ofreció a acercarla hasta su casa por lo que la joven, agotada como se encontraba accedió sin imaginar que las peores intenciones motivaban al sujeto a ofrecerle su ayuda.

Al llegar a la salida norte de Tartagal por la ruta nacional 34, el sujeto detuvo la moto y comenzó a realizarle propuestas indecentes que la chica rechazó por lo que descendió raudamente de la motocicleta para seguir caminando hasta su casa. El hombre se acercó a la joven y comenzó a manosearla. Cuando la chica se resistió le asestó una trompada, la arrojó en los yuyales e intentó despojarla de sus prendas.


(Imagen ilustrativa)

Forcejeos y una patrulla salvadora

"O te dejas o te mato acá mismo, vos elegís", le dijo mientras la jovencita trataba de defenderse del brutal ataque. El hombre le decía que la joya que tenía puesta valía más que su vida. Al no lograr someterla, la tomó con las manos del cuello y comenzó a presionar por lo que la chica comenzó a perder fuerzas y el conocimiento, producto de la asfixia mecánica. En ese momento, dos efectivos a bordo de un móvil vieron la escena; cuando el sujeto se distrajo al ver las luces del móvil la adolescente se incorporó como pudo y trató de correr. El agresor aprovechó para escapar en dirección al monte.

La adolescente, presa de un shock por lo vivido, fue auxiliada por los policías que requirieron en forma urgente la ambulancia del hospital Perón, mientras ellos con linternas se abocaban a dar con el sujeto. Después de una hora, lograron apresarlo. Se trata de un hombre de 37 años, más bien robusto que reside en Villa Saavedra en inmediaciones de la plaza principal.

La oportuna intervención de los efectivos Chavarría y Godoy evitó lo que podía haber sido una verdadera tragedia.

El llamativo dato que brindó la Policía es que desde hacía varios meses habían recibido denuncias por violación en contra de jóvenes aborígenes, atacadas por un hombre a bordo de una moto.

No descartan que se trate del mismo sujeto que intentó violentar a la adolescente.

Te puede interesar