Abusos eclesiásticos: Ponen en duda la colaboración de la Iglesia

Justicia 04 de julio de 2019
Juan Carlos García, quien denunció al sacerdote Emilio Lamas, sembró incertidumbre sobre las reales intenciones del Arzobispado de Salta. “¿Será que van a entregar las actas o es puro ruido para estirar más tiempo?", se preguntó.
JUAN CARLOS GARCIA

Luego que el Arzobispado de Salta anunciara la decisión de entregar información surgida de las investigaciones internas de la Iglesia ante denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes, Juan Carlos García, quien denunció al sacerdote Emilio Lamas, consideró que la medida es producto de la lucha que llevan adelante desde hace tiempo.

En ese marco, aseguró que ya era hora que el arzobispo Cargnello “diera este paso” para evitar quedar como un encubridor y cómplice. “En estos días le dije  que deje de dormir la siesta y vea lo que está haciendo en su gestión como funcionario del Vaticano en Salta”, señaló.

No obstante, sembró dudas sobre el real interés de la Iglesia. “¿Será que van a entregar las actas o es puro ruido para estirar más tiempo?”, expresó.

Cabe destacar que recientemente la justicia salteña benefició a dos sacerdotes denunciados por abusos sexuales, uno de ellos es José Carlos Aguilera, quien fue liberado tras considerarse que la acción penal estaba prescrita, y el otro es Agustín Rosa Torino, cuyo juicio fue suspendido.

Al respecto, Luis Segovia, defensor de García, manifestó su preocupación ante los beneficios que reciben los religiosos en Salta a pesar de las graves denuncias. “En esta provincia se están tomando decisiones motivadas por convicciones religiosas y personales y no por criterios del estado de derecho. Se beneficia a los sacerdotes por el hecho de serlo”, criticó.

Te puede interesar