Una buena: prohíben el canje de pasajes a Senadores

Legislativa 05 de julio de 2019
La vicepresidenta Gabriela Michetti imitó una medida tomada por Monzó en Diputados: los pasajes aéreos o terrestres no pueden ser canjeados por dinero. Era una viveza por la cual algunos Legisladores duplicaban sus ingresos.
VIAJES

Gabriela Michetti también lo hizo: como prometió durante todo su mandato, prohibió el canje de pasajes por dinero, como dispuso hace un año Emilio Monzó por pedido de la Casa Rosada.

Cada senador recibe mensualmente 20 pasajes de avión y otros 20 de ómnibus para viajar al destino de cabotaje que desee. Los puede utilizar personalmente o dárselos a un asesor, familiar o amigo. Hay quien se lo otorga a algún militante o allegado de su distrito que necesita viajar y no tiene dinero. Pero muchos prefieren canjearlos por dinero en efectivo y complementar los $184.504,35 ($126.600,49 netos) que perciben como salario mensual.

Pero este miércoles la vicepresidente anunció esta medida, justo en medio de una campaña electoral que dejó a los senadores sin una fuente de financiamiento, en un año con recintos casi vacíos y la oportunidad de llevarse una buena recaudación a sus provincias.

Ya no será posible: el decreto 154/19, firmado el 25 de junio, elimina ese trámite y los senadores no podrán engrosar sus haberes por quedarse en sus hogares.

Apertura de sesiones Congreso - Nanni


En los fundamentos del decreto, Michetti reconoció que imitó el sistema ideado por Monzó hace un año, que incluye un viático en efectivo para la movilidad para los legisladores que viajen en sus vehículos.

"Luego de un exhaustivo análisis acerca del funcionamiento del nuevo régimen dispuesto en esa Cámara, esta Presidencia considera necesario adoptar idéntico sistema toda vez que el mismo permite una mejor asignación funcional de los recursos disponibles para ello, a la vez que garantiza una mayor transparencia de los dineros", reconoce la vicepresidenta.

No explica las causas de su demora y se presume que influyó la voz de los históricos del Senado como Miguel Pichetto y Juan Carlos Marino. 

Con el nuevo sistema, los senadores "podrán solicitar de forma mensual 10 pasajes en total, terrestres y/o aéreos, nominados, intransferibles, con vencimientos mensuales, no renovables y no canjeables, para su uso dentro del territorio nacional".

Y tendrán un menú de cuatro opciones: 12 tramos aéreos más 20 terrestres; 12 tramos aéreos más 10.000 pesos; 20 tramos terrestres más 20.000 pesos; o 30.000 pesos en concepto de "movilidad". 

El senador deberá atenerse a la opción elegida durante todo el año calendario y los pasajes serán innominados, o sea, podrán ser cedidos a asesores, pero en ningún caso canjeados por dinero. 

Te puede interesar