Un paseo hacia la Puna Salteña: Camino a San Antonio de los Cobres

Turismo 06 de julio de 2019
Después de dejar atrás Santa Rosa de Tastil, los caminos que se abren delante de nuestra vista no nos dejan de sorprenden por su forma e inmensidad. Pero lo que nos deja aún más atónitos es su historia.
image1
San Antonio de los Cobres

Siguiendo camino por la ruta 51, continuamos adentrándonos  en La Quebrada del Toro, que nada tiene que ver con el animal, sino que hace referencia a un vocablo de la lengua Quechua que significa “barro”. Esto se debe principalmente al color que toman los ríos en época de lluvias.

La “puerta” principal de ingreso a la Puna es el paso montañoso conocido como “Abra Blanca”, a 4.080 msnm y con un paisaje que nos deja sin aire. En 1915, cuando esos territorios no pertenecían a Salta sino a la Gobernación de los Andes, allí mismo se registro un récord mundial de altura vial cuando el Gobernador Mayor Brigido Zavaleta cruzó en automóvil.

Faltando solo 13 km para llegar a la localidad de San Antonio de los cobres, la Ruta Nacional 40 se superpone a la 51 y continúan juntas hasta llegar al pueblo. Con una población que apenas supera los 6 mil habitantes y a 3.774 msnm, es el tercer poblado de mayor altura de Argentina. Si bien la arquitectura del lugar no llama para nada nuestra atención, su historia nos deja fascinados.

image3


Apenas comenzado el siglo XV, el pueblo Inca conquistó a los pequeños pobladores que vivían de la agricultura y alfarería, y así esta zona fue incorporada al gran Imperio con cabecera en Perú. Es decir que San Antonio perteneció al mundialmente conocido Camino del Inca.

Con la llegada de los Españoles ya en 1540, los focos se centraron en los yacimientos metalíferos de la zona. Los nativos fueron sometidos a la  “encomienda” (sistema de dominación español para poner a trabajar a los grupos originarios) y los grupos incaicos junto con sus costumbres fueron desarraigados de nuestro país. Durante muchos años mas, la zona fue motivo y territorio de guerra nacional e internacional, hasta que en 1900 se fundó la “Gobernación de los Andes”, que en 1902 incorporó  a San Antonio de Los Cobres y lo declaró su capital. Esto continuó así hasta 1943, cuando el territorio fue disuelto por la falta de habitantes, y las tierras se repartieron entre Salta, Jujuy y Catamarca.

image2


En la actualidad, además de ser una parada casi obligatoria para abastecimiento antes de continuar camino hacia el viaducto la polvorilla, es el hogar de muchas familias que basan su economía en la minería.

Este viaje que les voy a seguir compartiendo en la próxima nota, fue posible gracias a Emilia de Turismo responsable Salta, una agencia especializada en turismo alternativo, con oficinas en Santa Fé 90 en la ciudad de Salta. Acá su página oficial, para que vean todas las propuestas que tienen para conocer de una manera diferente el norte argentino: www.tures.tur.ar.

Por Agostina Nieva para InformateSalta

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar