Rodrigo Mora tuvo su soñada despedida en el Monumental

Deportes 13 de julio de 2019
River homenajeó al delantero uruguayo en una emotiva noche.
_MG_1103 (1) (1) (1) (1)

El delantero uruguayo Rodrigo Mora tuvo esta noche su partido homenaje en el estadio Monumental para cerrar una exitosa carrera futbolística en River Plate.

Mora, de 31 años, tuvo que retirarse prontamente de la práctica profesional del fútbol debido a sucesivas lesiones y podría tener un futuro laboral dentro de la institución de Núñez.

“Para mi fue un placer jugar con tantos amigos y en este club que me hizo muy feliz. La gente siempre me dio cariño y le estoy agradecido a todos”, expresó un emocionado Mora.

El uruguayo fue un símbolo de la era de Marcelo Gallardo y ganó nueve títulos en el club, entre ellos las Copas Libertadores 2015 y 2018.

"Cambiarme en el vestuario y jugar en el césped de este estadio por última vez me llenó de emoción, de alegría y de recuerdos al mismo tiempo, pero lo más grato, entre otras sorpresas, fue poder jugar al lado de mi hijo Máximo", expresó entre sonrisas y congoja el "gladiador' de los delanteros riverplatenses.

Justamente, a su primogénito le puso el nombre de Máximo en referencia al personaje principal de la película Gladiador, y tanto los protagonistas de la fiesta como los aficionados lo que más celebraron fueron las dos combinaciones ofensivas del 'Pulga' con su hijo, que culminaron con un gol de cada uno.

Mora, de 31 años, nacido en Rivera, ciudad distante unos 500 kilómetros al norte de Montevideo y al límite con Brasil y que alcanzó su mayor rendimento en River, se inició en Juventud de Las Piedras, luego de que falleciera su mamá María, cuando tenía 12 años.

Posteriormente se fue forjando por Defensor Sporting, Cerro, Benfica de Portugal y Peñarol y en 2012 recaló en River, que lo cedió a préstamo a Universidad de Chile en 2014, porque no figuraba en los planes del entonces director técnico del equipo, Ramón Díaz.

Al año siguiente lo "rescató" del club trasandino Marcelo Gallardo cuando llegó a Núñez para iniciar un ciclo triunfal; allí estuvo Mora para integrar el equipo campeón de la Copa Libertadores 2015 como, también, en el plantel que conquistó el certamen continental en 2018, a pesar a sus continuos dolores en la cadera.

Esta noche se sumaron al festejo glorias de otros tiempos de River como Enzo Francescoli, Norberto Alonso, Marcelo Gallardo y Ariel Ortega, además de algunos integrantes del elenco de la serie televisiva El Marginal, donde actúa Mora. El ex árbitro Pablo Lunatti, con su histrionismo, condujo las acciones por demás entretenidas y divertidas.

Mora, que vistió la casaca del "Millo" en 182 partidos (41 goles y 21 asistencias), logró nueve títulos con River: dos Copas Libertadores (2015 y 2018); una Copa Sudamericana; dos Recopa Sudamericana; una Suruga Bank; una Supercopa Argentina y dos Copa Argentina.

Además conquistó el torneo de Viareggio (Italia) con el seleccionado juvenil uruguayo Sub 21 en 2006 y dos torneos uruguayos con Defensor Sporting.

Y se ha sumado a la galería de los grandes ídolos riverplatenses que han tenido su partido de despedida en el Monumental como Angel Amadeo Labruna, Norberto Alonso, Enzo Francescoli, Ariel Ortega y Fernando Cavenaghi.

Pasada esta jornada tan especial como emotiva, Mora, uruguayo con nacionalidad argentina, dejará pasar unas semanas para tomar conciencia definitivamente que ya no es más jugador profesional y encarar con responsabilidad, como siempre la tuvo en todos los órdenes de su vida, la nueva actividad que desarrollará para mantenerse cerca del fútbol: trabajar en la representación de jugadores junto a Luis Smurra, su agente.

“Sabe lo que lo quiero y aprecio, tenemos un lazo fuerte, nadie le regaló nada y es un ejemplo. Cuando tuvo el problema, lejos estuvo de abandonar, siempre tiró para adelante”, dijo Gallardo, quien se puso los cortos.

En el entretiempo del partido, Leonardo Ponzio le entregó a Mora una camiseta de River firmada por todo el plantel actual de River y también estuvo el presidente de Peñarol de Montevideo (su ex club), Jorge Barrera, quien le llevó una plaqueta.

"Agradezco a toda la gente por expresarme su cariño y lo mismo por el reconocimiento que siempre me brindaron todos los hinchas, y agradezco todo el apoyo que me ofrecieron los dirigentes del club, al igual a que a mis compañeros y mi familia", manifestó el ex delantero al despedirse del campo de juego, ese que nunca olvidará Rodrigo Mora, un goleador monumental.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar