A todo o nada: Alberto Fernández y Mauricio Macri disputan cada voto

Elecciones 2019 07 de agosto de 2019
Mauricio Macri y Alberto Fernández concentran su último esfuerzo en los cuatro distritos que juntos suman más del 60% del padrón: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Capital. Cierre a todo ritmo.
Fernández - Macri
Fernández - Macri

Mauricio Macri viene de actos en Rosario y la ciudad de Buenos Aires, hoy volverá a Córdoba y mañana cierra en Vicente López, distrito fuerte en la provincia más grande del país.

Alberto Fernández tuvo acto porteño, agregó unas paradas en Buenos Aires, hoy estará con Cristina Fernández de Kirchner en Rosario y el jueves hará otra pasada por Córdoba.

La pelea territorial resulta clara: los cuatro distritos referidos suman más del 60 por ciento del electorado nacional. El otro desafío son los indecisos, pero ahí ya nadie arriesga números y menos aún un perfil único del voto a seducir en este intenso final de una campaña floja.

Distritorsçs claves

Son horas de tensión en los laboratorios de campaña del oficialismo y del peronismo kirchnerista. No hay comodidad y hasta se registran estados más bien ciclotímicos en cuestión de horas. Junto con el monitoreo y tracking de encuestas nacionales, el foco está puesto en Buenos Aires y en tratar de discernir si puede producirse o no un corte de boleta significativo. Es decir, si lo que aparece como intención de corte en algunos relevamientos puede traducirse el domingo en la práctica con boletas sábana, incómodas hasta para doblar tramo por tramo.

Otra es la historia en Córdoba (8,71 por ciento del padrón nacional). Allí, Juan Schiaretti se mantuvo con la boleta corta -gesto a Macri- a pesar de que algunos dirigentes e intendentes trabajan para Alberto Fernández. Se trataría de no quebrar ningún puente. Diferente también en materia de pronósticos es el caso de Santa Fe (8,18 por ciento). Dicen que la pelea es más cerrada y que también talla Roberto Lavagna, por el aporte socialista. El Frente de Todos apuesta al ganador provincial, el peronista Omar Perotti, aunque la campaña está lejos de mostrar el esfuerzo agotador de la disputa por la gobernación. Desde el macrismo dicen que renacieron sus chances.

En el distrito porteño (7,65 por ciento) se juega la otra ficha de la apuesta a la "triple reelección" oficialista, con Horacio Rodríguez Larreta completando el cuadro de Macri y Vidal. Esta vez, con Martín Lousteau de su lado.

Será una señal para octubre, porque en la Capital la pelea es con ballotage de verdad, es decir, se gana con el 50 por ciento más un voto. El Frente de Todos va con Matías Lammens, que debuta en la política, y su apuesta central es con el kirchnerista puro Mariano Recalde para ocupar una banca en el Senado, que asoma asegurada por minoría e importa mucho a la ex presidente.

Te puede interesar