Intentaron desalojarlo tres veces pero asegura ser el dueño de la propiedad

Sociedad 08 de agosto de 2019
El damnificado explicó a InformateSalta que presentó toda la documentación que respalda la compra del inmueble en pleno centro salteño. Sin embargo, la justicia insiste con sacarlo del lugar. Cree que la medida se debe a "negociados" de una empresa constructora.
playa de estacionamientp3

Este martes tomábamos conocimiento que el juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial correrá vista a un Fiscal Penal por la resistencia de un particular a permitir el desalojo de un inmueble ubicado en calle Lerma 75. Sin embargo, Víctor Jurado, el supuesto ocupante aseguró a InformateSalta ser el dueño.

En diálogo con nuestro medio, el hombre contó que tras dos intentos anteriores, el domingo a las 8 de la mañana se presentó personal de Infantería, la policía y un juez a intentar desalojar la playa estacionamiento de su propiedad que funciona en ese espacio. Su hijo advirtió la situación, le dio aviso y logró evitar que ingresaran.

playa de estacionamientp2

Según detalló, al día siguiente se presentó a la Dirección de Inmuebles, a realizar la consulta pertinente y allí le entregaron la cédula parcelaria que acredita que el espacio es suyo. “No hay nada, está limpita la propiedad. Me dijeron que no entregue,” indicó Jurado a este medio.

El damnificado aseguró que los denunciantes solo llevaron a la justicia un testigo que vive a la vuelta que además es padrino de sus hijos, un hombre que alquilaba un lavadero colindante y otro hombre que hacía tareas de limpieza, pero ningún papel que los respalde.  

En este sentido,  afirmó que desde hace cinco meses, conjuntamente con su abogado, viene presentando los papeles correspondientes pero los mismos siempre quedan “encajonados”. Hasta se presentó con las personas que le vendieron el terreno en marzo de 2017, pero nunca recibió una respuesta satisfactoria.

Cédula parcelaria

Al parecer todo se inició porque él le habría arruinado el negocio a una empresa constructora muy conocida. “Parece que ya lo tenían vendido, ya le habían dado plata a ellos, y yo les c... el negocio,” manifestó.

Jurado, recordó que meses después de haber abierto la playa, AFIP lo clausuró por cuatro días aún estando inscripto y posteriormente le llegó una orden de clausura de la Municipalidad por falta de habilitación, la que tenía en reglas. “Un día vinieron los bomberos a revisarme y estaba todo y se fueron calladitos. Buscaron todo para hacerme cerrar la playa, no pudieron,” concluyó.

Te puede interesar