Compró unas “chatitas” en una feria americana: casi pierde el pie

Medios 20 de agosto de 2019
Todo comenzó cuando se vistió especialmente para una cita con el chico que le gusta y que por fin se había dignado a invitarla a salir.
57457066_2353992564664799_1518375727748087808_n

Gemma Downey es una modelo británica de 23 años seguidora del concepto fast-fashion que busca renovar el armario constantemente a precios bajos. Lo que nunca imaginó es que la diferencia la pagaría con su salud.

Todo comenzó cuando se vistió especialmente para una cita con el chico que le gusta y que por fin se había dignado a invitarla a salir. No dudó en ponerse sexy y ello incluía unas sandalias altísimas, que había comprado nuevas. Por las dudas, y como vio que en algún momento podían ser incómodas, llevó en su cartera unas "chatitas" divinas que el día anterior había conseguido en una feria americana.

Después de la cena y de bailar, el muchacho la invitó a caminar antes de acercarla a su casa, por lo que rápidamente fue al baño a cambiarse el calzado. Sus pies estaban lastimados, las ampollas en el talón derecho no podían disimularse y menos el dolor que causaban al caminar. Las chatitas hicieron posible extender la salida y pensó que fue una buena idea haberlas llevado.

La herida empeoró con el correr de los días, no daba más del dolor y decidió visitar un médico. "Mi pie se había hinchado y estaba ocurriendo lo mismo alrededor de mi tobillo. El dolor era espantoso". Finalmente fue derivada al Hospital Worthing, en el Reino Unido, por principio de sepsis, que es una afección médica grave, causada por una respuesta inmunitaria fulminante a una infección. 

Sucede que Gemma no sabía la cantidad de bacterias que puede llegar a acumular un zapato en su interior. Según estudios unas 10 mil a lo largo de un uso normal y algunas de ellas son las causantes del mal olor de pies y hongos.

"No podía creer que algo tan insignificante pudiera causar tanto daño. Tuve mucha suerte de que mi infección fuera tratada a tiempo. Tuve heridas similares muchas veces, pero no pensé que esto pudiera ocurrir. Ahora me gustaría advertir a otras mujeres al respecto. Que sepan que si tienen una ampolla y no se cura, vayan a revisarlas", contó a los medios.

Gemma permaneció dos días internada en el hospital, donde fue tratada por sepsis y celulitis, una infección bacteriana de la piel. Por el momento solo puede usar ojotas y así será durante los próximos tres meses, lo que también afecta su trabajo, ya que normalmente tiene que posar con tacos o caminar en puntitas de pie. "Los médicos me dijeron que tuve suerte de haber actuado en consecuencia y pude comprobar que podría haber sido mucho más grave si perdía el pie", sostuvo al mismo medio.

Ver esta publicación en Instagram

Ahh! Can’t believe my story is in @dailymail and @thesun today! 😮

Una publicación compartida de Gemma Downey (@gemmad96) el

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar